“Efectivamente hemos recepcionado también esta denuncia por las diferentes publicaciones, por los diferentes medios de comunicación”, señaló este domingo a GEN el titular del Indi (Instituto Paraguayo del Indígena), Édgar Olmedo, sobre la grave denuncia trascendida el sábado pasado que a un grupo de indígenas se le aplicó como vacuna un antiparasitario de uso veterinario contra el COVID-19.

“El portavoz de la comunidad, el señor (Aníbal) Vera, ha hecho la denuncia ante el presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas, el senador (Fulgencio) Rodríguez, de que cinco integrantes de esta comunidad, que están trabajando en una empresa bananera, fueron obligados, prácticamente, a que se les aplique medicamento de uso veterinario. Tres de ellos accedieron y dos de ellos se opusieron. Estos dos que se opusieron fueron despedidos de la misma empresa”, describió Olmedo.

Leer también: Reuniones sociales y otros avances para 15 departamentos en fase 4

El titular del Indi anticipó que considera particularmente que hubo un tipo penal de coacción por obligar a los trabajadores a la aplicación de un medicamento que no es de uso humano bajo la amenaza de que serían despedidos. Olmedo dijo que la institución asistirá a la comunidad este lunes, con el acompañamiento del Ministerio de Salud Pública y del Ministerio Público para evaluar el carácter de la investigación penal.

“Hay que ver las secuelas, y ahí ya tendría que intervenir el Ministerio de Salud Pública, la Región Sanitaria del departamento de San Pedro, vamos a pedir su intervención, que se haga un estudio de la situación de salud de estas personas, o si generó algún tipo de consecuencia. Evidentemente, al no estar autorizada la aplicación de este tipo de medicamentos, tendríamos que ver qué encuadre legal, en el ámbito de la investigación que realice el Ministerio Público, tipificar este hecho”, expresó.

Te puede interesar: Hospital de Clínicas cumple 126 años, de los cuales lleva 6 con el mismo presupuesto

Olmedo comentó a GEN que aún no han identificado el tipo del medicamento veterinario, pero que ya tienen confirmado el nombre de empresa dedicada al comercio de bananas y determinado el lugar donde opera, aunque prefirió obviar el nombre hasta tener el informe verificado.

Por otra parte, el director del Indi mencionó que una señora de 63 años que dio positivo al COVID-19 se encuentra aislada en Asunción, así como siete de sus familiares y un vecino, y que se están aplicando los protocolos y proveyendo de kits de alimentos para desarrollar la cuarentena dentro de la comunidad indígena Santa Isabel, del distrito Yrybucuá, del departamento de San Pedro, donde se encuentran unas 150 familias nativas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar