Autoridades del Ministerio de Salud explicaron este miércoles en qué consiste el protocolo del COVID-19, buscando una mayor y mejor recuperación de los infectados, el cuidado con los asintomáticos y los casos positivos, tanto en el trabajo como en la casa.

“Si es positivo, seguimos con el mismo proceso. Cuando comparamos con otros países, ellos trabajan con este mismo proceso y se tomarán en cuenta los 14 días. Si yo completo el círculo, si ya no tengo síntomas en los últimos días, ya estoy recuperado”, explicó Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud.

Te puede interesar: Médico del Ineram: “No estamos preparados para pasar a una siguiente fase”

Sostuvo que los asintomáticos deben guardar cuarentena por 14 días a partir de la toma de muestra para el diagnóstico porque no se tiene referencia sobre el inicio de síntomas del nuevo coronavirus. Destacó que todas las recomendaciones se basan en trabajar con asintomáticos y casos leves, no se aplica para los graves.

Podés leer: Unos 100 connacionales que ingresaron al país ya están en cuarentena

El protocolo también estipula que en el caso de los pacientes recuperados, se deberán tener en cuenta los 14 días del inicio de los síntomas del COVID-19 y el plazo máximo de aislamiento en los albergues sería de 21 días, tres semanas, pero las condiciones de seguridad seguirán siendo las mismas.

El viceministro de Atención Integral de la Salud, Juan Carlos Portillo, indicó que la actualización en los plazos de aislamiento tendrá impacto en la cuarentena obligatoria de los connacionales que regresan al país por cuestiones humanitarias en el marco de la pandemia.

“Desde el Ministerio se tomó la decisión de esperar a tener la recopilación de los resultados de los protocolos ya establecidos. El trabajo organizado en cuadrillas está más vigente que nunca en estos momentos. Todavía no tenemos una fecha de caducidad para esta pandemia, entonces tenemos que seguir cuidándonos entre todos”, mencionó Portillo.

Según las autoridades sanitarias, el cambio de protocolo del COVID-19 se basa en evidencia científica e información actualizada sobre el virus en el ámbito médico y en resultados obtenidos en países donde ya fueron aplicados, como es el caso de Corea y Singapur, entre otros.

Nota relacionada: Tras contagio masivo por COVID-19 en la cárcel de CDE, comprarán tapabocas de tela

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar