La educación a distancia -modalidad muy utilizada en el modo COVID-19 de aprender y vivir-, no es una novedad en Paraguay, su implementación se remonta a 30 años atrás, asegura la profesora Carla Decoud de Canale, directora de Elearning de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (FP-UNA). Para ella, esta modalidad es un reto hacia el cambio del paradigma educativo.

“Implica un cambio en la cultura docente, un paradigma que se centra en el aprendizaje del estudiante, y requiere de nuevas metodologías de enseñanza que fomenten el autoaprendizaje, colaboración, una comunicación constante e interacción entre docente y equipo de estudiantes, el seguimiento al proceso y progreso de las actividades y logros. La interacción entre los distintos elementos que configuran el entorno virtual, como los contenidos, medios de comunicación y actores, son esenciales en la modalidad”, explicó Decoud Canale.

La educación a distancia -modalidad muy utilizada en el modo COVID-19 de aprender y vivir-, no es una novedad en Paraguay, su implementación se remonta a 30 años atrás. Foto: Archivo.

Relacionado: La educación a distancia y la responsabilidad

¿Cuándo la educación a distancia empezó en Paraguay?

La educación a distancia no es una novedad en nuestro país, sin embargo, hasta hace unos años atrás, era vista con cierta desconfianza desde la ignorancia y la desinformación. La historia de la Educación a Distancia en Paraguay se viene desarrollando desde aproximadamente 30 años. Los primeros pasos fueron desarrollados en 1994 por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), y apoyados por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), con el Proyecto “Educación a Distancia: Profesionalización de maestros no titulados”.

El mismo estaba destinado a docentes en ejercicio que no reunían el perfil de formación pedagógica, ante el diagnóstico realizado en el proceso de la Reforma Educativa. Los recursos para la formación fueron módulos impresos, programas de radio y televisión. A lo largo de los años, fueron avanzando los proyectos destinados a distintos niveles del sistema educativo, como la formación continua de docentes de Educación Escolar Básica, formación de jóvenes y adultos en educación formal y no formal.

Relacionado: Lamentan el fracaso de la educación a distancia

¿Cómo se desarrolló en la Educación Superior?

Las primeras carreras universitarias en la modalidad Administración, Contabilidad y Ciencias de la Educación fueron implementadas entre el 2003 y 2004 en la Universidad Autónoma de Asunción. Los recursos mediadores del aprendizaje utilizados fueron libros, guías de estudio, y el acompañamiento de tutores vía telefónica. Si bien las primeras experiencias se implementaron en el sector privado, la Universidad Nacional de Asunción tiene sus antecedentes en un proyecto implementado con una Universidad del País Vasco, España, a fin de diseñar una oferta de formación con investigadores en Ciencias de la Salud.

¿Cuándo es implementado en la UNA?

En el 2010, la plataforma “Educa” inicia su implementación, y se crea el Departamento de Elearning de la Facultad Politécnica, que viene desarrollando actividades de apoyo a la docencia en las áreas de asesoría pedagógica, soporte, diseño y desarrollo de contenidos, además de capacitaciones.

Actualmente, presta servicios de plataforma Educa a las Facultades de Derecho y Ciencias Sociales, Ciencias Médicas y Filosofía. Cabe destacar que la oferta formativa está relacionada con el uso de la plataforma con un enfoque pedagógico, docencia virtual, evaluación de los aprendizajes en entornos virtuales, herramientas TIC para la gestión docente.

¿Presta otros servicios?

Entre los servicios para implementar la modalidad a distancia, mediada por la plataforma virtual, se pueden destacar las siguientes instituciones a las cuales se brindó asistencia técnica, asesoría pedagógica y capacitación: Universidad Iberoamericana, Centro de Entrenamiento del Ministerio Público, Universidad Autónoma de Asunción, Merit Technologies, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para la 4° Cátedra de Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS), y la 5° Edición de la Cátedra CTS año 2020.

También la Dirección de Investigación y postgrado de la FP-UNA, con apoyo de la Dirección de Elearning, cuenta con la “Especialización en TIC aplicadas a la Educación Superior”, además de un importante programa en forma conjunta con la Universidad del País Vasco, la Maestría en Ingeniería Biomédica.

Relacionado: Educación a distancia, opción válida ante las necesidades actuales de la formación profesional

Carla Decoud de Canale, directora de Elearning de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (FP-UNA). Foto: Archivo.

La Facultad de Ciencias Exactas y Naturales es la primera unidad académica en implementar carreras de grado desde el 2011 y, en la actualidad, viene desarrollando en la modalidad semipresencial las carreras Licenciatura en Tecnología de la Producción, Licenciatura en Educación Matemática, Licenciatura en Educación Ciencias Básicas y sus Tecnologías.

Otras iniciativas se desarrollan a nivel de programas de postgrado en la Facultad de Ciencias Químicas y la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte.

Me gustaría enfatizar que con el avance de las TIC, señalado por diversos autores como Cabero, Barroso y otros, el desarrollo de las herramientas digitales para la educación permitieron enriquecer los medios hasta llegar a lo que hoy podemos llamar educación en un contexto virtual de aprendizaje, donde la “distancia” queda acortada y podemos señalar en tres aspectos: La interactividad desde la comunicación sincrónica y asincrónica hasta a través de los materiales y equipos de gestión; elementos claves del sistema formativo. El aislamiento, que se resuelve mediante actividades de interacción y colaboración. Y, por último, la flexibilidad: nuevas formas de acceder, generar, y transmitir información y conocimientos.

¿Se puede decir que, ahora, la educación a distancia cobró protagonismo con esta pandemia?

Podemos afirmar que el 2020 ha significado como lo expresa Marta Mena “el apagón de la presencialidad” como consecuencia de las medidas de aislamiento social establecidas ante la pandemia del COVID-19 por las autoridades nacionales para todos los sectores.

La Educación a Distancia, con todas sus variantes y diversidades, podemos afirmar que es “el presente” que se viene a quedar, y será una alternativa para que la modalidad presencial y a distancia ya no tengan límites de separación, combinándose e, incluso, con mayor o menor porcentaje de implementación entre una y otra.

Enseñar en tiempos de COVID-19 se ha vuelto una emergencia en un país con una brecha digital importante. Creo que hay un falso mito de que “los jóvenes nacen con una tablet bajo el brazo”.

Si nos ponemos a analizar las estadísticas actuales que, incluso en el contexto de América Latina se dan, son tres factores que se evidenciaron aún más en este tiempo: La conectividad y el acceso a dispositivos condiciona la educación a distancia mediada por herramientas digitales; esto se ve más afectado en estudiantes de zonas vulnerables. Se estima que, a nivel de Latinoamérica, el 30% de la población está en esta desventaja de conectividad y acceso.

La educación a distancia no es una novedad en Paraguay, pero hasta hace unos años atrás, era vista con cierta desconfianza desde la ignorancia y la desinformación, asegura Decoud. Foto: Ilustrativa.

Relacionado: Educación: Clases virtuales pueden tener consecuencias en el aprendizaje

Podemos afirmar que, los jóvenes, tienen desarrolladas habilidades digitales más enfocadas a la interacción social y lúdica en distintos niveles, por lo tanto, el uso como herramienta de mediación de los aprendizajes y desarrollo profesional, requiere el desarrollo de competencias referidas a esos aspectos.

Un elemento clave es el papel de orientación, guía por parte del equipo docente, a fin de fomentar el desarrollo de competencias digitales desde el uso de las herramientas hasta la búsqueda y gestión de la información, así como la necesidad de brindar un apoyo y fomento de actividades que le permitan autoaprendizaje, fundamental de la modalidad.

No se puede enseñar todo lo que los programas de estudio pre COVID-19 tenían previsto. Hoy, se debe seleccionar qué necesitan aprender los estudiantes hoy.

Lea mañana: ¿Qué es lo que se necesita aprender hoy, sin que las tareas recarguen en exceso al estudiante?

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar