Ciudad del Este. Agencia Regional.

La defensora pública de la Niñez Gloria Elizabeth González informó que los padres de una niña de 4 años hasta ahora no aceptaron que se someta a la prueba de COVID-19. El hombre, de nombre J. M., había prometido presentarse este mediodía al Hospital Regional con su hija, donde le iba a esperar la defensora pública, pero por audio de whatsapp informó a la misma que ya es una decisión tomada de no someter a su hija a la prueba y que no se iba a presentar. Argumenta cuestiones religiosas, según la defensora pública.

Existe una resolución judicial de la jueza de la Niñez y Adolescencia, Guillermina Ramírez de Giubi, por la cual la citada familia debe presentarse a someterse a la prueba. “Nosotros habíamos quedado en que hoy lo esperaría hasta la 12:00”, dijo la defensora pública.

La niña había estado internada en el Hospital Los Ángeles de Ciudad del Este por otra patología, pero al detectarse que otro niño internado en el lugar dio positivo a la prueba del virus, se decidió tomar las muestras en base a lo que indica el protocolo sanitario.

Al ser comunicado el hombre de que a su hija le iban a hacer la prueba, al igual que a él y a la madre, se negó rotundamente y, sin que tenga todavía el alta médica, sacó a su hija del hospital, explicó la defensora Gloria González.

Lea más: Policía que mató a su familia ya contaba con una denuncia por violencia doméstica

Asimismo, dijo que “se ve en el circuito cerrado de grabación que los guardias intentaron detenerlo, pero también es prohibido que se le toque, mucho menos, tratándose de una niña”. “El hombre se sustenta en su creencia religiosa para decir que no va a permitir que se les haga la prueba, a la niña y a sus padres”, explicó la defensora pública.

La profesional remarcó que existen dos hechos muy graves porque, por un lado, la niña tiene un tratamiento no completado a una afección y, por otro lado, el rechazo para que la niña sea sometida a la prueba que permita saber si tiene COVID-19 o no y cuánta gente de su entorno podría estar con el virus. “Los padres están incurriendo en un hecho punible, se les explicó, pero el padre no quiere saber nada”, relató la defensora de la niñez.

Fue la defensora pública Blanca Molinas quien había solicitado la medida cautelar de protección a la niña en fecha 30 de junio cuando su padre la sacó sin el alta médica.

La directora del Hospital Los Ángeles, doctora Dolly Valdez, confirmó que la niña estaba internada por otra patología y su padre la sacó sin que se compete su tratamiento. Dijo que el hombre invocó a Dios diciendo que él le dijo que no se hiciera la prueba.

Podés leer: Policía mató a sus dos hijos menores, sus suegros, su cuñada y posteriormente se suicidó

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar