Miedo, incertidumbre, preocupación y hasta estrés causaron en los paraguayos la situación generada por la pandemia de COVID-19, más aún a aquellos que están fuera del país por algún motivo y lejos de los suyos.

Este es el caso de Javier Narvaja, un estudiante paraguayo sobresaliente, quien se encuentra becado por el Programa Nacional de Becas Don Carlos Antonio López (Becal) en la Universidad de Barcelona, España, realizando un masterado en Investigación y Cambio Educativo.

El joven paraguayo, al igual que muchos otros sobresalientes compatriotas, resiste en el extranjero para cumplir su sueño de convertirse en buen profesional, útil a su país, para el día de mañana aportar con conocimientos a un Paraguay mejor.

Javier Narvaja, es uno de tantos paraguayos sobresalientes que se encuentran estudiando y resistiendo la crisis global generada por la pandemia del COVID-19. Foto: Gentileza.

Relacionado: Paraguaya sobresaliente: defendió en España su tesina de masterado en plena pandemia

“Cursar mis estudios fuera de mi país y muy lejos de casa en medio de una pandemia inesperada me generó mucha incertidumbre, puesto que esto tomó de sorpresa a toda Europa y hasta desprevenida a España. Primero, porque el estudio que estoy realizando fue inicialmente 100% de manera presencial, por lo que podía compartir el día a día con los compañeros de diferentes países, así como con compatriotas, con el abrazo, el tereré, el mate y las visitas a los locales de comida paraguaya, haciendo que uno se sienta cerca de su tierra”, dijo emocionado Narvaja en comunicación con La Nación.

Sobre el confinamiento, nunca antes vivido, Narvaja señaló que fue difícil tomar la maestría de manera virtual y reconoció que estuvo muy preocupado por la salud de su familia y sus allegados, atendiendo al sistema sanitario precario de Paraguay.

“Con el confinamiento y la entrada a una cuarentena total a mitad del desarrollo de la maestría, pasamos a estar totalmente encerrados y a desarrollar las actividades de manera virtual, sin la posibilidad de encontrarnos frente a frente. A eso le sumas la incertidumbre que también provocaba el hecho de estar lejos de la familia y ver que Paraguay podría llegar a complicarse debido a que tenemos poco desarrollado el sistema de salud”, relató el estudiante desde España, que estuvo en el centro de la pandemia.

Relacionado: Becal ofrece 160 becas de estudio de idiomas en el país

Comunicación con la familia y pendiente de Paraguay

El compatriota expuso que estudiar en tiempos de pandemia pone a prueba a cualquier persona, pero que está en uno mismo aferrarse a lograr la meta que es la excelencia en su formación, por lo que con el apoyo de su familia y otros compatriotas en España pudo mantenerse firme en su propósito.

“Debido a la diferencia de 6 horas –entre Paraguay y España– todos los días he estado pendiente de las noticias en Paraguay, así como de la comunicación con mis seres queridos. Estudiar en plena crisis mundial nos puso a prueba a todos los compañeros y compatriotas que decidimos venir a otro continente a formarnos, buscando la excelencia, mediante la comunicación constante entre los becarios se pudo sentir el alivio de contar con personas aquí en España”, dijo Narvaja.

El profesional de Psicología por la Universidad Nacional de Asunción (UNA) añora a su familia en estos momentos, ya que el ruido, las charlas y risas eran una constante en su casa porque son una numerosa familia de 10 hermanos y hermanas y sus padres. Asegura que es muy difícil estar solo después de acostumbrarse al bullicio de una gran familia, compartir que ahora se resume en videollamadas.

Relacionado: Becal adopta medidas para acompañar a sus becarios en el exterior

“Estar lejos de casa me género mucha añoranza hacia mi familia debido a que somos numerosos, tengo una madre y 10 hermanos y hermanas con quienes constantemente compartía (...). Debido al confinamiento actual las videollamadas, que son un consuelo, solo puedo hacerlas de manera individual, pero aún así el cariño de ellos se hizo sentir desde mi casa en Paraguay”, narró.

Mencionó que lo que más extraña del país, sin lugar a dudas, es el estar y compartir con sus familiares, especialmente con su madre, como también con sus hermanos, amigos y colegas. “El techaga’u es grande, la solidaridad entre paraguayos es algo que se extraña bastante estando lejos de casa, pues la calidez que ofrece la familia paraguaya, los amigos, son únicos en el mundo. También extraño obviamente la chipa, la sopa y los asados”, finalizó entre risas.

Dejanos tu comentario

15H

Diciembre inicia con más de 1.000 casos de COVID-19. ¿Cuál cree que es la causa principal?

Click para votar