Se ha visto que pacientes con enfermedades de base son los que presentan casos de gravedad y los que tienen mayor riesgo de complicaciones.

A nivel mundial, estudios indican que los casos de personas de cualquier edad con ciertas afecciones subyacentes tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, es por eso que las personas vulnerables son las que se tratan de proteger con mayor intensidad.

En ese sentido, en nuestro país también se ha visto que muchos de los casos graves o fallecidos relacionados a COVID-19, tienen alguna enfermedad de base por lo que se insta que los nietos no visiten a sus abuelos o los hijos que no viven con sus padres, no frecuenten sin las medidas sanitarias establecidas como el uso de mascarillas, el constante lavado de manos y el distanciamiento físico. Todo eso, tratando de evitar que el virus alcance a personas que corren mayor riesgo.

El caso más reciente de fallecimiento por COVID-19 es de una joven de 18 años con diabetes y proveniente de Ciudad del Este. En tanto que el ahora exintendente de Azote’y, Feliciano Arévalos, tenía 41 años, era obeso e hipertenso y falleció durante la madrugada de este martes.

Para conocer más y tener en cuenta cuáles son las enfermedades de base que guardan relación con las complicaciones del coronavirus, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), citan algunas de ellas.

Foto: Nadia Monges.

Señalan que las personas de cualquier edad con las siguientes afecciones tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19: Enfermedad renal crónica, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), personas inmunodeprimidas (sistema inmunitario debilitado) por trasplante de órganos sólidos, obesidad (índice de masa corporal [IMC] de 30 o superior).

Así también, aquellas que tienen afecciones cardíacas graves, tales como insuficiencia cardíaca, enfermedad de la arteria coronaria o miocardiopatías, enfermedad de células falciformes, diabetes mellitus tipo 2. Por su parte, los niños con complejidades médicas, que tienen afecciones neurológicas, genéticas o metabólicas, o con una enfermedad cardíaca congénita tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 que otros niños.

Leer más: Fallece paciente de 18 años por COVID-19 en el Ineram

Información limitada

Hay que recordar que el COVID-19 es una nueva enfermedad y por el momento, se dispone de datos e información limitada acerca del impacto de las afecciones subyacentes y acerca de si estas aumentan el riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. De acuerdo con lo que se conoce hasta el momento, las personas con las siguientes afecciones también podrían tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19: asma (moderado a grave), enfermedad cerebrovascular (afecta los vasos sanguíneos y el suministro de sangre hacia el cerebro), fibrosis quística, hipertensión o presión arterial alta.

Del mismo modo, personas inmunodeprimidas (sistema inmunitario debilitado) a causa de un trasplante de médula ósea, deficiencias inmunitarias, VIH, uso de corticoides, o del uso de otros medicamentos que debilitan el sistema inmunitario, afecciones neurológicas, como la demencia, enfermedad hepática, embarazo, fibrosis pulmonar (el hecho de tener los tejidos del pulmón dañados o cicatrizados), fumar, talasemia (un tipo de trastorno de la sangre) y la diabetes mellitus tipo 1.

Leer también: Intendente de Azote’y falleció por COVID-19 y cantidad de decesos sube a 17

La lista de afecciones subyacentes tiene la finalidad de brindar información a los médicos clínicos para que se proporcione la mejor atención posible a los pacientes, y para informar a las personas acerca de cuál es su nivel de riesgo para que de este modo puedan tomar decisiones individuales acerca de la prevención de la enfermedad. Todos los días aprendemos más acerca del COVID-19. Esta lista es un documento dinámico que puede ser actualizado en cualquier momento y está sujeta a cambios potencialmente rápidos a medida que evoluciona la ciencia. La última actualización de estos datos se realizó el 25 de junio.

Reducir el riesgo de contagio

Las personas con mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19, y las personas con quienes convive, es muy importante que se protejan para evitar contraer el nuevo coronavirus.

Te puede interesar: Se inicia julio y se espera un duro invierno, por lo que piden tomar precauciones

Es fundamental indicar que la mejor manera de protegerse y ayudar a reducir la propagación del virus es limitando todo lo posible las interacciones con otras personas, tomando precauciones para prevenir el COVID-19 cuando se interactúa con los demás y si la persona comienza a sentirse mal y cree que podría estar contagiada, es esencial ponerse en contacto dentro de las 24 horas con el 154, detallando los síntomas para luego agendar la realización del test.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar