Corresponsalía Regional, Ciudad del Este.

Representantes del Ministerio de Salud confirman un total de 108 casos positivos de COVID-19 en el penal de Ciudad del Este, de los cuales 39 internos y 69 funcionarios penitenciarios. Anuncian que Salud Pública trabajará en la identificación de los contactos de los guardiacárceles que se retiraban del penal.

“Hay personas que tuvieron síntomas la semana pasada, ahora no tienen síntomas pero están dando positivo. En principio estamos en el estudio del brote, en los próximos días se irá avanzando sobre en la identificación de los contactos”, expresó Guillermo Sequera, Director de Vigilancia de la Salud.

En base a los resultados de las pruebas del COVID-19 que se realizarán a los familiares de los guardiacárceles de la cárcel de Ciudad del Este, se podría retroceder de fase en cuanto a la cuarentena inteligente. En 48 o 72 horas se tomará una decisión sobre un posible retroceso de fases en este departamento.

Sin embargo, las autoridades de Salud señalan que Alto Paraná continuará en la fase 3 ante esta situación. Aseguran que analizarán el árbol epidemiológico de cada positivo con su respectiva familia y su comunidad. “En principio se sigue como hasta ahora. Alto Paraná sigue en fase 3 y eso se mantiene”, expresó el viceministro de Salud, Juan Carlos Portillo.

Lea más: Confirman más de 100 casos de COVID-19 en penal de Ciudad del Este

Reos y guardiacárceles aislados

Los profesionales del Ministerio de Salud consideran como un brote en un área controlada y de ahora en más se intentará evitar una mayor propagación luego del contagio masivo entre reos y funcionarios.

Actualmente existen guardiacárceles aislados que cumplen cuarentena obligatoria en un albergue. Mientras que internos afectados guardan aislamiento en contenedores ubicados dentro del penal. Allí existen un 20% de internos entre la población de riesgo ya que superan los 65 años o cuentan con enfermedades de base.

Un ambiente tenso se registra en el penal de Ciudad del Este tras masivo contagio de COVID-19. Foto: Gustavo Galeano

Aquellos reclusos que padecen alguna patología de base serán separados a otra área del penal. En el caso de agravamiento de algún afectado, será hospitalizado para una mejor y eficiente atención.

Lea también: Ayolas: Militares se habrían contagiado por “contacto directo” con albergados

Piden a los familiares de los funcionarios penitenciarios, a cooperar advirtiendo si presentan síntomas y avisar a las personas con quienes estuvieron en contacto. “No se debe ocultar ninguna información y, ante la aparición de cualquier síntoma, comunicar inmediatamente, llamar al 154 o ir a consultar. Cada uno debe asumir un rol de responsabilidad individual, eso es fundamental, sin dejar de lado la adopción de medidas de prevención, como si uno estuviese infectado”, manifestó Portillo.

Representantes de Salud Pública se trasladaron a Alto Paraná tras contagio masivo en la cárcel de Ciudad del Este. Foto: Gustavo Galeano.



Dejanos tu comentario

7H

¿El Cuerpo de Bomberos de Paraguay, debería seguir siendo voluntario?

Click para votar