Dos menores de edad fueron encerradas en un departamento por dos meses de mora en el alquiler, por parte de la madre. La propietaria del edificio aprovechó la salida de la mamá de las nenas para cambiar la cerradura y dejó sin agua y luz a las pequeñas.

La dueña fue identificada como Miguela Rotela. Tras la denuncia de los vecinos, el defensor del Pueblo Miguel Godoy, intervino en el caso. Actualmente se está gestionando en un juzgado para que la mujer y sus hijas tengan los servicios básicos.

Te puede interesar: Se confirman 2 casos de COVID-19 en el Penal Regional de Ciudad del Este

“La mujer que está alquilando tiene dos nenas, mamá soltera, fue a la farmacia y ocurrió el caso el sábado a la tarde. Nos constituimos y pedimos la participación de la Policía, logramos que la mamá pueda entrar, pero sin agua y luz”, explicó Godoy en comunicación con Universo 970 AM.

Sostuvo que fue un momento muy difícil para la mujer, sus hijas menores de edad y los intervinientes de la Defensoría del Pueblo y de la Policía Nacional. Destacó que este tipo de hechos, corte de agua y luz, son frecuentes en los alquileres para sacar a los inquilinos.

Mencionó que el encierro de las dos nenas sobrepasa todo límite de racionalidad y es una demostración de la poca tolerancia de algunas personas con su prójimo en plena pandemia del COVID-19. El hecho se registró en la ciudad de San Lorenzo.

Podés leer: No se dimensiona la catástrofe que puede ocurrir en días, asegura epidemióloga

El defensor del Pueblo insta al Ministerio Público a empezar a trabajar con jurisprudencia, que haya una sentencia condenatoria y ejemplar por coacción grave y privación ilegítima de libertad para evitar hechos similares.

Para Godoy, se debe respetar el proceso de desalojo establecido en las leyes porque el problema en este caso ya es “sociológico”.

Te puede interesar: Discusión entre automovilistas terminó en homicidio en Ybycuí

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar