Un hombre y sus dos hijas denunciaron maltratos, amenazas y agresiones por parte de dos policías que cumplían servicio en un puesto de control ubicado en la ciudad de Lima, departamento de San Pedro. La víctima fue Roberto Saguier de 56 años, quien denunció haber sido agredido de manera verbal y física al llegar al sitio a bordo de un automóvil en compañía de una de sus hijas.

Primeramente el uniformado lo habría amenazado de muerte en medio de una discusión sobre la ruta Blas Garay, porque no contaba con su cédula de identidad.

“Ejei porque rojukata”, fueron las palabras que supuestamente utilizó el policía contra el hombre. En ese momento, una de las hijas decidió filmar al efectivo mientras le reclama su actitud.

Posteriormente, el mismo policía agredió a la mujer con un golpe en el rostro, el teléfono cayó al piso, en tanto que su compañero agredió a su hermana. Mientras que otro policía tomó del brazo e inmovilizó al hombre. En consecuencia, pidieron ayuda a transeúntes de la zona pero no reaccionaron.

“En el video no se ve todo lo que pasó, fue lo que pude grabar, mi teléfono voló varias veces porque me golpearon a mí, a mi hermana y a mi papá. Mi papá regresaba de Liberación donde fue a ver una fábrica. El control fue en la zona de Lima”, expresó Nieves Saguier en contacto con 650 AM.

Luego, el hombre fue trasladado hasta la comisaría de Lima, donde quedó demorado. Sin embargo, la mujer presentó denuncia en la comisaría y en sede de la Fiscalía de Santa Rosa del Aguaray.

Ambas mujeres denunciaron que su padre incluso fue amenazado a punta de armas de fuego por parte de los dos policías cuyas identidades no trascendieron hasta el momento.

“Mi papá estaba de acompañante en el camión y no tenía su cédula, dejó en el auto. Yo vivo en Lima, estaba cerca y le llevé. Mi papá tiene problemas del corazón y no podía respirar, le pedí a los policías que por favor le abran la ventanilla, pero nos decían ‘salgan de acá’”, afirmó la mujer.

Lea también: Gatillo fácil: Niño baleado ya está fuera de peligro y pasará a sala normal

Incluso realizaron una verificación de los datos personales del hombre constatando que no contaba con antecedentes. El afectado es funcionario de Senacsa y regresaba de cumplir sus funciones.

“Nos dijeron que mi papá se iba a quedar detenido por resistencia, pero él no puso resistencia en ningún momento. Nosotros nos fuimos a llevarle la cédula, él es un señor de 60 años y nunca tuvo problemas con la policía", manifestó la mujer.

Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar