“La Santísima Trinidad son tres personas distintas y un solo Dios verdadero. Constituye el gran misterio de la fe porque nos habla de la grandiosidad de nuestro Dios. Este mismo nos ayuda a caminar en la fe y comprometernos más en la vida cristiana”, explica el estudioso Jorge Catalino González, un investigador sobre las festividades católicas con más devotos en Paraguay.

En la parroquia Santísima Trinidad, ubicada en el populoso barrio de Asunción que lleva el mismo nombre, la gran fiesta patronal se vivió mediante las transmisiones que se realizaron de manera virtual desde la página de Facebook.

La eucaristía principal fue a las 9:00 y estuvo presidida por el párroco César Llamosas. Más tarde se realizó el recorrido vehicular de las imágenes peregrinas por sectores del barrio Santísima Trinidad. Esta noche habrá nuevamente misa, a las 18:00, a cargo del cura Miguel Ortigoza.

Lea también: Chile supera las 2.000 muertes por COVID-19 al reconocer 653 fallecidos adicionales

El misterio de la Santísima Trinidad

“El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de nuestra fe y de la vida cristiana: ‘Toda la historia de la salvación no es otra cosa que la historia del camino y los medios por los cuales el Dios verdadero y único; Padre, Hijo y Espíritu Santo, se revela, reconcilia consigo a los hombres, apartados por el pecado, y se une a ellos’”, explica González.

Recuerda que un misterio es algo que no se puede entender por la razón, pero si se comprende a través de la fe. Es algo que atañe a nuestra vida de fe. Además, comenta que se trata de un dogma “difícil de asimilar, aunque los primeros en hacerlo fueron los apóstoles”. Sostiene que después de la resurrección pudieron creer que Jesucristo era el salvador.

Te puede interesar: Salto del Guairá: comerciantes realizan multitudinaria caravana para exigir ayuda ante la crisis

Las tres personas de la Santísima Trinidad

“Dios Padre, que por amor envió a su hijo para salvarnos; Dios hijo, se hizo hombre para enseñarnos a amarnos los unos a los otros, Él nos amó tanto que entregó su vida para salvarnos, y Dios Espíritu Santo, que desciende del cielo para que abramos las puertas de nuestros corazones”, sostiene González al explicar la Santísima Trinidad.

Agrega que el Hijo y el Espíritu Santo han sido enviados en la encarnación y Pentecostés para hacernos partícipes de la vida divina. Actúan las tres personas conjuntamente, pero cada una según su propiedad personal.

Lea también: Alto Paraná, en alerta por COVID-19: de los 45 nuevos casos, 20 provienen de Ciudad del Este

Símbolos de la Santísima Trinidad

El triángulo equilátero se emplea para significar así como los tres lados son completamente iguales, así las tres personas divinas son también iguales en poder, en sabiduría, en bondad y en todas sus perfecciones. Otros representan este misterio con tres aros también idénticos y entrelazados y se quiere indicar que Dios es eterno, sin principio ni fin, sostiene.

“Al Padre Eterno se le presenta como un anciano venerable para declararnos su eternidad. Al hijo de Dios se nos presenta como una figura joven para recordarnos a Jesucristo, que vino a la tierra haciéndose hombre para salvarnos muriendo en la cruz”, comentó.

Recuerda que estas imágenes se ven en las catacumbas, con un cesto con panes y encima unos peces, con monograma de Cristo, el cual en griego se identifica con el del pez, para significar a Jesucristo en la Eucaristía, que es el pan de vida.

“Al Espíritu Santo se le muestra en forma de paloma, como se apareció en el bautismo de Jesús, o de llama de fuego, como se apareció al venir sobre la Virgen y los apóstoles en el cenáculo el día de Pentecostés”, concluyó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar