Víctor Cano Piris

victor.cano@gruponacion.com.py

Stella Guillén, economista y directora de la Unidad Técnica del Gabinete Social de la República, explicó a través de La Nación sobre la protección social en Paraguay y por qué debemos saber qué es, de dónde surge y por qué razón. “Hoy existen programas de protección social, no es que eso no exista, pero realmente como un ‘sistema’ propiamente dicho es lo que nuestro país no tenía y es en lo que comenzamos a trabajar en el 2017”, expresó.

Para comenzar, Guillén aclaró la definición de protección social: “Es el rol que debe cumplir el Estado para atender los derechos de los ciudadanos desde sus vulnerabilidades; es decir, desde las necesidades que cada uno de los paraguayos y paraguayas tenemos”.

Ahora bien, ¿quiénes necesitan ser protegidos?, se preguntó la profesional para explicar que generalmente se piensa que solamente los de menor recurso económico son los más desfavorecidos, pero eso no es así. “La protección abarca todo el ciclo de la vida de un individuo y de todos los individuos de Paraguay, sin exclusión, a todos los paraguayos”, sostuvo.

Leé también: Unión Europea apoya acceso universal a tratamientos

Protección social durante todo el ciclo de vida

“La protección social es durante todo el ciclo de vida de cada uno. Existe incluso antes desde que el niño o niña nazca, ya que la madre debe tener acceso a 4 consultas prenatales, acceso a vitaminas, acceso al parto seguro”, explicó. Luego la persona evoluciona, crece y el Estado debe proveerle acceso al trabajo digno, reducir la informalidad. Y también cuando llegamos al final de nuestras vidas debemos tener la “seguridad social”, dijo.

“Ahí se ve la diferencia en protección social y seguridad social. Seguridad social es tener acceso a un seguro que te permita jubilarte, y si vos no aportaste, cualquiera haya sido la razón, que tengas acceso a algún tipo de subsidio”, aclaró.

La especialista del Gabinete Social hizo énfasis en que “la protección social es hacer real el Estado de derecho que está consagrado en nuestra Constitución Nacional”. Del mismo modo, señaló que ”es claro que se debe dar prioridad a aquellos sectores especialmente vulnerables, sin duda”.

“Un Estado de la cuna a la tumba”

Ahora bien, aclaró que cada uno de los países del mundo “construye el tipo de sistema de protección social que necesita”. Algunos sistemas son más desarrollados y cubren más derechos que otros países. Citó como ejemplo a los países nórdicos (Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, etc.), que aseguran la salud universal, la educación universal y la seguridad social.

“Estado de la cuna a la tumba”, mencionó la especialista para expresar que los nórdicos tienen un sistema de tributación muy alto, pero así también el Estado les provee todo lo que ellos requieren a lo largo del ciclo de vida. Es decir, tienen cubiertas todas sus necesidades, prácticamente desde la cuna hasta la tumba.

Te puede interesar: Latorre: “Buscamos dignificar y profesionalizar la carrera de enfermería”

Radiografía de la protección social en Paraguay

En nuestro país, la situación de la protección social, es decir, la cobertura de las necesidades de los paraguayos y paraguayas, sigue siendo sin dudas calamitosa en comparación con otros países. Stella Guillén explica que la situación incluso podría ser peor ahora que antes de la pandemia: “En Paraguay, antes del COVID-19 teníamos el 25% de la población en situación de pobreza, de un total de 7 millones de habitantes”.

Si bien los datos son fuertes, Paraguay hizo avances significativos en estos últimos 10 años. “Hace 10 años atrás, el 50% de la población era pobre”, señaló. En este decenio se implementaron programas como Tekoporã, el programa de seguridad alimenticia para adultos mayores, que permitieron ir reduciendo esa pobreza a este nivel de 25% del total de paraguayos.

“Ahora nos queda la pobreza estructural, ahora hay que cambiar de estrategia porque salir de la pobreza es un problema muy complejo que trabajamos para solucionar”, señaló.

“Ser informal te vuelve vulnerable frente a la pandemia”

Aproximadamente 7 de cada 10 paraguayos se encuentran en una situación de informalidad. La informalidad es de un 65% de toda la población económicamente activa, aseveró. “La informalidad cumple un rol fundamental en esta pandemia, ya que nos dimos cuenta que ser informal te vuelve vulnerable frente al COVID-19”, sostuvo.

“Es decir que cuando las cosas andaban bien, vos podías ser informal y no sentías el peso de tu informalidad. Pero hoy, cuando nos dimos cuenta que nos quedamos sin trabajo, cuando necesitábamos subsidios nos encontramos con que no estamos registrados en ningún lugar o registro administrativo. Ser informal nos jugó en contra y nos hizo vulnerables”, explicó.

Sobre la seguridad social al final de la vida, hizo énfasis en la etapa más vulnerable. “Solo 2 de cada 10 paraguayos van a poder tener acceso a jubilación o a una pensión”, concluyó.

Leé también: Gobierno lanza video en el marco de la campaña “Todos somos responsables”




Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar