Sequera expresó su preocupación porque el virus está circulando en más gente de la que creemos y esto es peligroso por los lugares donde ocurren.

Tras la evaluación semanal del ministro de salud, Julio Mazzoleni, y al dar a conocer que son 70 los casos de COVID-19, entre ellos por contacto o sin nexo circulando en la comunidad, desde la cartera sanitaria manifestaron su preocupación por la relajación de las medidas sanitarias en las últimas semanas.

En ese sentido, el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, indicó que los casos sin nexo se están dando en ciudades con alta densidad poblacional, lo que es peligroso porque podría facilitar el paso para alcanzar el pico de forma abrupta.

Mencionó que los sin nexo constituyen el termómetro más sensible en la circulación comunitaria y colabora como variable para llevar a cabo predicciones. Hasta el momento, la cifra de los casos sin nexo conocido asciende a 7%.

Foto: Christian Meza.

Sequera sostuvo que los casos positivos de COVID-19 sin nexo epidemiológico registrados en los últimos días son procedentes de urbes de alta densidad poblacional, como el caso de Ciudad del Este, Capiatá, Asunción, y ahora se suma a esta lista Lambaré.

“Cuando los casos sin nexo se dan en estos lugares es mucho más peligroso. Esto significa que el virus está circulando en más gente de la que creemos”, remarcó y explicó que esto puede facilitar al virus a diseminarse aceleradamente hasta alcanzar el “pico” de casos, por lo que insiste en no relajarse y cumplir con las medidas sanitarias.

Leer más: Mazzoleni: “Si fuera por mí, extendería al menos una semana más esta fase 2”

Relajación y pulseras electrónicas

Así también, el epidemiólogo indicó que el contagio de muchos casos positivos se dio en eventos sociales como reuniones de piquivóley y otros, generando un aumento de infectados en la comunidad. “Ahora estamos viendo lo que fue el 14 y 15 de mayo. En esas fechas la gente se relajó bastante y este es el resultado”, lamentó. Sin embargo, destacó que en los entornos laborales las medidas sanitarias se están cumpliendo.

Con respecto a la posibilidad de implementar la utilización de pulseras electrónicas para los compatriotas que llegan del exterior y se comprometen a guardar aislamiento domiciliario, indicó que hasta el momento solo las personas de la tercera edad y aquellas con problemas de salud, como el caso de los que padecen cáncer, están autorizados para guardar aislamiento en sus domicilios.

“Vamos a estar probando un plan piloto para ver su efectividad, para luego proceder al uso oficial para la vigilancia”, adelantó.

Leer también: “Los médicos son grandes vectores del virus”, advirtió Sequera

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar