En cuanto a un estimativo de la expansión y el avance territorial en Paraguay del COVID-19, el especialista infectólogo y ex ministro de Salud, el doctor Antonio Arbo, dijo que un 40 a 60% de la población paraguaya es la que podría caer enferma del virus. Básicamente lo que se está haciendo es evitar que colapse todo el sistema de salud, pero en la medida que pase el tiempo, más personas estarán infectadas y que por eso la estrategia es enlentecer el número de casos.

“Lo que se está buscando ahora, a nivel país, es que el contagio no ocurra de forma simultánea y colapse el sistema de salud”. Fue la respuesta que dio en contacto esta mañana con Universo 970AM ante la consulta de cómo será el día a día con el COVDI-19, hasta que haya una vacuna.

El Dr. Antonio Arbo, médico infectólogo, dijo que lo que se está buscando ahora es que el contagio no ocurra de forma simultánea .

Más allá de dicha perspectiva, indicó que habrá aspectos que todavía no se pueden saber porque no hay datos de cómo se va mantener en otros países como Italia, España, Estados Unidos o Ecuador, pero que no se debe pensar de que en el transcurso del tiempo va a disminuir y que al contrario, habrá más casos porque todavía se enfrenta la fase inicial y que la etapa más latente puede ser en mayo o junio, que será paralelo a la vez a las medidas de distensión que aplique el Gobierno.

Lea también: Suman 29 los positivos al COVID-19 en el personal de salud

En dicho contexto, categorizó de que el ministro hizo bien el trabajo y actuó de forma adecuada frente a la emergencia sanitaria, aplicando bien el estado de cuarentena, pero que está reprobado en la administración de las adquisiciones de los equipamientos y e insumos.

Y en cuanto a la aparición de una vacuna efectiva, dijo que teniendo en cuenta las investigaciones que se tornan para el hallazgo de una vacunan contra el COVID-19, señaló que para llegar a la génesis de una dosis se atraviesa por varios procesos dentro de una emergencia sanitaria como la actual, tal como ocurrió con la pandemia del ébola, por lo que considera que se podría llegar a una vacuna contra el COVID-19 recién para el segundo semestre del 2021.

Recalcó que si se piensa que ya está todo hecho, está mal. Porque recién el país atraviesa la etapa inicial y que el pico más alto sería en unos 2 a 3 meses. Es por eso que las medidas que se tomen serán más que importantes para marcar el curso de la pandemia y que la mejor estrategia sería que tales medidas puedan disminuir el número de infectados, insistió.

Dejanos tu comentario

6H

¿La ciudadanía está preparada para volver a la normalidad, pero adaptada al modo COVID de vivir?

Click para votar