Esta tarde, el Monseñor Ricardo Valenzuela Ríos, junto con todos los Obispos del Paraguay consagraron a la nación y al pueblo paraguayo a la Virgen de los Milagros de Caacupé. “Ayúdanos a vencer este mal llamado coronavirus”, pidió el obispo de Caacupé.

Los miembros del clero paraguayo acompañaron la celebración mediante el uso de la tecnología, en vista que cada obispo estuvo en su diócesis y desde allí rezo, primeramente el Rosario y luego acompañó la consagración.

“Protege con amor maternal a todas la humanidad, en especial a tus hijos del pueblo guaraní. Acompáñanos en nuestra lucha de cada día. Ampáranos en este difícil momento y que estemos unidos en la solidaridad”, fue el pedido.

Monseñor Edmundo Valenzuela, Arzobispo Metropolitano. Foto: Gentileza.

También solicitó que ayude a las autoridades, médicos y religiosos que acompañan los enfermos y a los más necesitados. “Guíanos en estos tiempo de tempestad. Te pedimos que nos sigan bendiciendo desde los cielos. Te consagramos nuestro Paraguay”, sostuvo.

La celebración principal se hizo en Caacupé, y fue seguida por miles de fieles de todo el país por la televisión y también por las distintas plataformas digitales.

El obispo pidió a los fieles que tomen conciencia de la situación que se vive y se queden en sus casas. “Toma conciencia de esto, quédate en tu casa. Sería una lástima que otro muera por culpa tuya. Tú eliges o te quedas en casa, o el virus se contagia”, ratificó.

El acto arrancó con el repicar de campanas y se realizó de manera virtual para evitar aglomeración de personas. Obispos de las 13 diócesis se sumaron a la bendición virtual, desde sus respectivas sedes la Consagración de la nación y el pueblo a Tupasy Caacupé.

Viernes de la V semana de Cuaresma- Santa Misa - Catedral Metropolitana. Aniversario Sacerdotal del Mons. Edmundo Valenzuela, 49 años.

Posted by Arzobispado de Asunción on Friday, April 3, 2020

Te puede interesar: El mundo rezó con el Papa para que pare la pandemia

Desde sus respectivas diócesis, los obispos acompañaron primeramente el rezo del Rosario y más tarde la consagración, para terminar el acto religioso con la misa por el Viernes de Dolores.

Desde que arrancó la crisis sanitaria, los templos están cerrados, ajustándose así a las recomendaciones de las autoridades de evitar la aglomeración de personas. Las misas se transmiten por las redes sociales o los canales de televisión, así como también los actos de Adoración al Santísimo.

Atípica Semana Santa

Este domingo inicia la Semana Santa con el Domingo de Ramos. Tradicionalmente esta celebración se realiza en las plazas o atrios de los templos, donde los fieles se congregan con sus palmas.

En esta ocasión, los religiosos piden a los cristianos católicos que pongan las palmas y los ramos por las puertas y ventanas de las casas, para que cuando pase el sacerdote por la calle pueda bendecir los ramos y a las familias.

Asimismo, desde la Catedral Metropolitana se insta los fieles a seguir las celebraciones desde sus casas, ingresando a las páginas de las redes sociales.


Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar