Durante el segundo día de toma del Instituto de Previsión Social (IPS) de Caazapá, dos de los aseguraron que tomaron el edificio ayer, decidieron encadenarse para que sus reclamos sean escuchados.

El pedido de los pacientes es que el nuevo hospital cuente con sala de parto y cirugía general, que no figuraban en los planos de construcción, así como, el tercer piso que si estipulaba el contrato de obra, pero que no fue incluido.

Esta mañana la medida de fuerza tomo otro rumbo. “Esto es un robo. Ellos están terminado la obra techando el edificio y no tienen intención de cumplir con lo que pedimos”, expresó Éver Villalba, representante de los asegurados.

Resaltó que varias aseguradas y jubiladas pasaron la noche en la institución, haciendo vigilia como medida de protesta. “Agradezco a las mujeres que no durmieron, cantaron y rezaron durante toda la noche”, sostuvo.

Agregó que anoche recibió la llamada del director del IPS, quien le prometió que se presentará mañana para dialogar sobre las inquietudes y pedidos de los asegurados. Apuntó que seguirán con la medida de fuerza hasta que se cumplan sus pedidos y no permitirán el acceso a obreros hasta que se defina el acuerdo establecido con los consejeros días atrás.

Lea también: Asegurados toman IPS de Caazapá

Dejanos tu comentario