“Más o menos desde la quincena de noviembre entre nueve y 10 barrios estamos afectados por la falta de servicio de la Essap”, relata Alejandro Delgado, ciudadano de Mariano Roque Alonso, a la 970 AM. Él es parte del grupo que está haciendo manifestaciones frente a un supermercado en la entrada de la ciudad”.

“El sábado pasado tuvimos una reunión con la intendente y el presidente de la Essap. Según él, se está produciendo menos de lo que consume la ciudad”, explica.

Los pobladores -según comenta- tienen la promesa del presidente de la estatal de en 15 o 20 días estaría resuelto el problema. La solución momentánea es un camión cisterna que recorre los barrios.

“La Essap está rompiendo por todos lados las calles. Es una pena que recién después de una manifestación reaccionen”, declara. Cuenta que su suegra tiene que madrugar para juntar agua por la poca presión y que van a una estación de servicio para hacer sus necesidades.

“Vamos a continuar haciendo las manifestaciones”, sostiene.

Essap emite un comunicado en el que expresa que la falta de agua potable es debido al corte de energía eléctrica en la planta de tratamiento que abastece a la ciudad.

Leer también: Ni una sola gota: “Estamos en plan de guerra”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar