Un grupo de madres preocupadas por la situación que atraviesa la escuela, realizó denuncias y dejó al descubierto el desastroso estado en el que se encuentra la institución educativa que fue inaugurada hace 9 meses.

En febrero de este año, la Escuela Básica N.º 8175 San Francisco era inaugurada y recibía a alrededor de 800 alumnos desde el nivel inicial hasta el noveno grado. Ubicada en el barrio modelo que lleva el mismo nombre.

Desde entonces, niños, niñas y adolescentes que viven en el barrio San Francisco de Zeballos Cue tendrían la oportunidad de formarse en un centro educativo de primer nivel y uno de los más modernos de la ciudad de Asunción.

Pero lo bueno no duró tanto. Estela Segovia, presidenta de la Asociación de Cooperación Escolar (ACE), Ramona Caballero y Marta Vázquez, madres que realizaron la denuncia a La Nación, expresaron su preocupación por la situación que se vive en la institución donde los estudiantes rompen puertas, mesas, pintan pisos, destruyen ventiladores, blindex y donde además hay mucha violencia.

“Se están tapando muchas cosas y ojalá Dios no quiera que llegue a peores para que esto pueda salir a luz y tenga solución. Hubo intento de violación, robo de celulares de los propios compañeros, se les echa a los compañeritos desde la rampa, se les rompen los dientes, el brazo. Tiran la manija de la puerta al profesor y se le amenaza con que le van a acuchillar. Rompen parabrisas de los docentes porque dijeron algo que no les gustó. Miles de cosas que se tapan y que a mí me molestan mucho”, contó Estela a La Nación.

“Esta escuela está hecha como para 800 niños y la infraestructura da para eso pero el personal no da abasto y no está capacitado. Hay mucha variedad de personas acá y necesitamos personas profesionales”, aseguraron las madres.

Presencia de la supervisión

Luego de que haya salido a luz la denuncia, la supervisión se acercó hasta la institución para conocer la situación.

En la ocasión, La Nación habló con la supervisora administrativa Zila Cabrera, quien dijo que estuvieron trabajando esta mañana en la institución y en horas de la tarde, estarán manteniendo una reunión de trabajo con relación a las denuncias recibidas.

La supervisora administrativa mencionó además que la directora departamental llegaría hasta la Escuela para la verificación del caso.