Las exportaciones de carne porcina volvieron a registrar un aumento de enero a agosto de este año, según el boletín mensual del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). La institución veterinaria reportó que se generaron USD 10,8 millones en divisas, lo cual representó 200 % de aumento, frente a los mismos meses del año pasado cuando la proteína permitió el ingreso de USD 3,6 millones.

En cuanto al volumen enviado, se registró la salida de 4.289 toneladas, lo cual significó 124 % de incremento frente al igual periodo, pero de 2022, pues se había contabilizado la salida de 1.910 toneladas. El acumulado del mes de agosto superó incluso al de julio cuando se lograron embarcar 3.324 toneladas por USD 8,3 millones.

PRINCIPAL MERCADO

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El informe del Senacsa señaló que el principal destino de la carne de cerdo fue Taiwán con el 52 % al adquirir 2.245 toneladas por USD 6,9 millones, le siguió Uruguay con el 30 % con la compra de 1.296 toneladas por USD 2,9 millones, Georgia quedó en tercer puesto con el 14 % y 616 toneladas, Brasil se ubicó en la cuarta posición con el 2 % comprando 75 toneladas, Angola representó el 1 % con 28 toneladas, y Costa de Marfil el 1 % con 27 toneladas de menudencia porcina.

DESTINOS EN PROGRESO

Desde la Embajada de la República de China (Taiwán) destacaron que ese mercado haya registrado la ocupación del 52 % en volumen y 64 % en el valor de la exportación de esta proteína. Así también, refirieron que en comparación al 2022, para el Paraguay significa un aumento del 575 % en la exportación porcina a nivel mundial. “Estamos orgullosos de formar parte de este logro”, resaltaron.

BOLIVIA COMO NUEVO DESTINO

El sector porcino podría contar con un nuevo destino de concretarse la apertura del mercado boliviano para nuestro país. El presidente del Senacsa, José Carlos Martin, había manifestado a La Nación/Nación Media que se espera que en los próximos meses se tengan novedades tras una reunión inicial de la auditoría en julio pasado con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Bolivia.

“Es un proceso que iniciamos en el 2019 con Bolivia. Paraguay siempre estuvo interesado en exportar productos de carne porcina, lácteos. Ellos también habían pedido la habilitación de nuestro país para importarnos carne”, había explicado en su momento el presidente de Senacsa, José Carlos Martin Camperchioli.

Dejanos tu comentario