La pandemia afectó bastante a la región, y en Paraguay, pero la economía local supo sobre­llevar la situación y actuar de una manera rápida para asistir al mercado. En ese sentido, estas acciones se ven reflejadas en el estu­dio realizado por la Fun­dación Getulio Vargas, en su Indicador de Clima de Negocios, que posiciona a Paraguay como el país con mejor índice.

El Indicador de Clima Eco­nómico (ICE) en Latinoa­mérica, medido cada tres meses por FGV, avanzó desde los 43,2 puntos nega­tivos en el tercer trimes­tre para 39,3 puntos nega­tivos en el cuarto. El clima económico para América Latina avanzó en todos los países analizados, excepto en Argentina y Brasil.

Entre los países que pre­sentaron los mejores resul­tados para el índice fueron Paraguay, con 14,8 puntos negativos, Uruguay (21,4 puntos negativos) y Colom­bia (28,5 puntos negativos), según reporta al prensa internacional. La economía local, en agosto, reportó -70,4 puntos, arrastrado por los efectos de la pandemia que también lastró a la región. Los expertos estiman que la economía de Argentina será la más afectada entre los países investigados y espe­ran un desplome de 22% en el 2020, mientras que Para­guay deberá ser el menos golpeado, con una caída de 1,9% en su PIB de este año, según destaca con base en el reporte el diario Gestión.pe.

Con respecto al 2021, los economistas consultados prevén un crecimiento en prácticamente todas las economías, a excepción de Ecuador. “Existe un rela­tivo optimismo para el cre­cimiento en el 2021, que se asocia con expectativas favorables en todos los paí­ses”, señaló FGV en el estu­dio. Sin embargo, recalcó que “el efecto de la crisis en el PBI de los países aún no se ha mitigado por completo”.

INFRAESTRUCTURA

El sondeo constató ade­más que los economistas ven la falta de innovación, una infraestructura inade­cuada, la corrupción, el aumento de las desigualda­des de renta y una demanda insuficiente como los prin­cipales problemas para el crecimiento económico de sus países. De acuerdo con FGV algunos problemas citados son “cuestiones estructurales”, mientras que otros “dependen del ciclo económico”, como es el caso de “la actuación de los gobiernos ante la pan­demia”, la “falta de con­fianza en la política eco­nómica” o la “inestabilidad política” vista en algunos países de la región.

Dejanos tu comentario

9H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar