América Latina contará con nue­vos recursos para impulsar su reactivación económica y social gracias a la exitosa colocación de bonos realizada por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en el mercado Samurái, por 17.200 millo­nes de yenes (US$ 160 millo­nes), a una tasa de 0,77% y con un plazo de 5 años. CAF reafirma su presencia en el mercado japonés, poco usual para emisores de América Latina, para diversificar sus fuentes de financiamiento y aprovechar la confianza de los inversionistas mino­ritarios, quienes lideraron esta emisión de bonos que tuvo como agente colocador a Daiwa Capital Markets.

“Nos complace regresar al mercado Samurái luego de cuatro años y ratificar la confianza de los inversionis­tas en la solidez financiera de CAF y su rol catalítico al atraer fondos de otros mer­cados hacia América Latina, con el objetivo de generar mayor inversión y mejores condiciones de financia­miento para el desarrollo de la región en momentos en los que más se necesi­tan”, afirmó Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF.

CAF lleva a cabo, desde hace más de dos décadas, una estrategia de diversificación de sus fuentes de financia­miento, a través de una pre­sencia ininterrumpida en los mercados globales de capi­tal, que lo ubicaron en una posición privilegiada inter­nacionalmente. La multila­teral promueve el desarrollo sostenible y la integración regional, mediante una eficiente movilización de recursos para la presta­ción oportuna de servicios financieros múltiples, de alto valor agregado, a clien­tes de los sectores público y privado de los países accio­nistas.

En el Día Internacional de las Mipymes, que se celebró el 27 de junio pasado, CAF resaltó la importancia de promover la productividad y competiti­vidad para impulsar su recu­peración y su sostenibilidad en el largo plazo a través de su internacionalización, inte­gración productiva en cade­nas y clústeres y mucha inno­vación.

Además, reiteró su apoyo en esta coyuntura mediante una facilidad regional de apoyo anticíclico para los bancos de desarrollo locales por los efectos del covid-19 con la disposición de recur­sos financieros de hasta US$ 1.600 millones y no finan­cieros, como apoyo a los esfuerzos de los gobiernos de la región en favor de la recuperación productiva a través de las mipymes.

POLÍTICAS ANTICÍCLICAS

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) concluyó una emisión de deuda en el mercado esta­dounidense, que dio como resultado la colocación de un nuevo bono por un monto de US$ 800 millo­nes con un plazo a 3 años y un cupón de 2,37% en condiciones favorables.

A pesar del ambiente de alta volatilidad, la emisión logró una gran receptividad con aproximadamente 90 inversionis­tas registrados en el libro de órdenes con una demanda de US$ 1.200 millones. “Nos complace ratificar el crecimiento de la confianza y el interés de los inversionistas en los bonos de CAF para impulsar las políticas anticíclicas y sociales que están implementando los gobiernos ante la pandemia del covid-19”, aseguró Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF.

Dejanos tu comentario