La producción de dátiles en el Chaco paraguayo avanza a pasos firmes convirtiéndose en una gran oportunidad de crecimiento, desarrollo regional y mejora de la vida de las comunidades de la zona. La producción de esta fruta no solo tiene potencial de generar ingresos para los agricultores sino también de crear empleos y mejorar la infraestructura regional.

En el corazón del Chaco paraguayo, una iniciativa pionera está germinando con la promesa de lograr una diversificación de la agricultura de la región y mejora de las condiciones de vida de las comunidades locales. Se trata de la producción de dátiles, una fruta que significa una oportunidad de crecimiento para toda la región en diferentes aspectos.

Matías Figuedo, gerente general de la empresa líder en este proyecto, habló acerca del nuevo horizonte agrícola y sus potenciales beneficios para esta región en auge en el país. “Estamos dando los primeros pasos hacia la producción de dátiles en el Chaco paraguayo”, declaró Figuedo en una entrevista con Agencia IP y agregó que “este proyecto no solo representa una oportunidad económica, sino también un medio para mejorar las condiciones de vida de las comunidades locales”.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La iniciativa, que comenzó a tomar forma en el 2019, fue resultado de años de investigación y planificación. Según Figuedo, el interés en la producción de dátiles en la región existió durante décadas, pero solo recientemente se dieron las condiciones adecuadas para llevarla a cabo.

Te puede interesar: Posadas turísticas apuntan al mercado internacional y piden agilizar trámites fronterizos

Figuedo expresó su deseo de que los dátiles se conviertan en parte de la dieta diaria de los paraguayos. Foto: Ilustrativa/Pexels

Impacto económico y social

Consideró que el Chaco paraguayo ofrece condiciones únicas para el cultivo de dátiles teniendo en cuenta su clima cálido y seco, además del acceso a agua subterránea para el riego. La producción de esta fruta no solo tiene el potencial de generar ingresos para los agricultores locales, sino también de crear empleo y mejorar la infraestructura en la región.

Figuedo señaló que se espera que el proyecto genere cerca de 300 empleos directos una vez que esté en plena producción. Explicó que mediante la producción, además están comprometidos con el desarrollo de la región, incluyendo la mejora de la infraestructura, la provisión de viviendas y servicios básicos, la promoción de la educación y la salud.

Además del impacto económico y social, la producción de dátiles también tiene el potencial de promover la salud y el bienestar de la población. Figuedo expresó su deseo de que los dátiles se conviertan en parte de la dieta diaria de los paraguayos, destacando los numerosos beneficios nutricionales de esta fruta.

Leé más: Exportaciones del sector porcino se duplicaron en el primer bimestre del año

Los dátiles son una fuente de energía natural y están llenos de nutrientes esenciales. Esperamos que esta fruta se convierta en un alimento básico en los hogares paraguayos”, dijo. Con respecto a los planes futuros, Figuedo reveló que la empresa está explorando oportunidades de exportación a nivel regional, así como el desarrollo de productos derivados de los dátiles, como jarabes y mermeladas.

“Creemos que la producción de dátiles en el Chaco paraguayo no solo transformará la economía local, sino también la vida de las personas que llaman a esta región su hogar”, recalcó. La producción de dátiles en el Chaco paraguayo representa una novedosa nueva etapa en la historia agrícola de la región, ofreciendo nuevas oportunidades de desarrollo y crecimiento para las comunidades locales.

Leé también: OMC pide abstenerse a imposición de medidas ambientales relacionadas al comercio

Dejanos tu comentario