Alba Delvalle

El economista Jefe de Infraestructura del Banco Mundial (BM), Stephane Straub, que visitó el país recientemente, compartió en entrevista con La Nación/ Nación Media, la evolución que encontró en Paraguay en 30 años en materia de desarrollo. Específicamente, en el sector vial y el despliegue de carreteras que posicionan al país con otra mirada.

Straub, quien es francés, recibió al equipo de LN, y la charla inició con un saludo en guaraní, sí; ¿mba’éichapa? Aime poraiterei, respondió el referente, pues llegó a vivir en el país durante unos años entre la década de los 90. Durante su residencia se casó con una paraguaya, por lo que habla tanto el español como el idioma nativo guaraní.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Estamos totalmente en otra situación hoy de lo que era 30 años atrás. Todavía hay mucho por hacer en los caminos rurales y mejorar, claro, pero el impacto y potencial que puede generar el transporte urbano en el bienestar de la gente es tremendo”, expresó continuando la conversación en la que emitió un diagnóstico tras su vuelta.

Si existe voluntad política de encarar realmente con seriedad las necesidades, que es lo que percibió, dijo, la asistencia técnica y financiera serán siempre aliadas. Foto: Emilio Bazán

Lea también: Representante del Banco Mundial alienta a diversificar sectores en infraestructura

Voluntad política

Lo importante es que se siga trabajando en estos proyectos viales, dijo, en los que el organismo multilateral justamente apoya y seguirá haciéndolo, porque la demanda ciudadana está latente. Y si existe voluntad política de encararlo realmente con seriedad, que es lo que percibió, dijo, la asistencia técnica y financiera serán siempre aliadas.

En este punto, señaló que la misión oficial que lideró encontró esa contraparte con capacidad para seguir progresando, en los diferente actores como los ministerios y municipalidades, de que existe un consenso que hoy en día el “transporte urbano es el próximo tema que se tiene que abordar”, subrayó.

Es así que el especialista internacional en materia de infraestructura quedó optimista de que en unos años más se pueda realizar un nuevo balance de los progresos que puedan traer más bienestar a los paraguayos y visitantes.

El economista Jefe de infraestructura del BM, quiso compartir con LN lo que fue su experiencia viviendo en Paraguay en los 90, en una época con déficit en carreteras, con caminos intransitables que incluso ponían en riesgo la vida de las personas. Aquí, más abajo su reseña.

Experto internacional del BM ponderó la duplicación y ampliación de la ruta que conecta a Asunción y Ciudad del Este. Foto: Archivo

Puede interesarle: MOPC y Banco Mundial analizan inversión para aumentar infraestructura

De Asunción a Ciudad del Este

Viví en Juan León Mallorquín, Alto Paraná, desde el 89 hasta el 94. Era un pueblo de 15 a 20 mil habitantes, tenía un solo empedrado de 200 metros y todo el resto era un camino de tierra. Desde el 94 que me mudé a Asunción al 98, iba a enseñar a Ciudad del Este.

Venía de vuelta en el bus por la noche, literalmente cientos de veces. Era una ruta de 2 carriles, muy peligrosa con muchos accidentes, en estado relativamente malo. Yo mismo estuve bloqueado en un accidente de bus una vez. Era algo tremendo.

Vemos que todavía hay problemas de seguridad vial en general, pero hoy en día, Juan León Mallorquín está totalmente pavimentada con todas las calles principales. Luego, si uno mira las rutas nacionales, como la 2 y 7 que van a Ciudad del Este, que la he recorrido cientos de veces en los dos sentidos, hoy encontramos una ruta de 4 carriles con separación central, que prácticamente ya está totalmente conectada a Asunción con la duplicación.

Entonces, cuando uno sale del área urbana capitalino hasta Ciudad del Este, ya anda en esta autopista. Esto cambió la vida de toda esta zona, porque tiene una circulación de tráfico altísima en términos de camiones y pasajeros, y todo lo que eso conlleva al desarrollo.

Datos claves

- Todavía hay mucho por hacer en materia vial y carreteras, pero la situación es totalmente diferente de lo que era 30 años atrás, según experto del Banco Mundial.

- El economista jefe del organismo multilateral remarcó que el impacto y potencial que puede generar el transporte urbano en el bienestar de la ciudadanía es tremendo.

- Si existe voluntad política de encarar realmente con seriedad las necesidades, la asistencia técnica y financiera serán siempre aliadas.

Dejanos tu comentario