El sector ovino celebró la habilitación del mercado israelí para la exportación de carne bovina paraguaya con hueso, y más aún porque la posibilidad representa un potencial para la carne que produce el rubro. Harold Colmán, presidente de la Asociación Paraguaya de Criadores de Ovinos (Apco), explicó que los productores vienen trabajando con eficiencia y esperan a partir de esto la industria se convierta en un actor más.

El representante del gremio mencionó que el paso abre una nueva oportunidad para el rubro, incluso pudiendo tener un efecto multiplicador para toda la cadena y valorizará el mercado de la genética que ya está muy desarrollada en el país. “Hoy por hoy lo que se logra con esa posibilidad de poder exportar carne con hueso es lo que le posiciona a la carne ovina como una posibilidad y abre una puerta teniendo en cuenta que la proteína sin hueso no genera un rendimiento rentable para los productores”, dijo en comunicación con La Nación/Nación Media.

Agregó que definitivamente para que sea un negocio, el producto debe comercializarse con hueso. Hasta el momento lo que se generó en el sector es una expectativa y esperanza, pero que se tiene que empezar a buscar la manera de hacerla un instrumento y poder ejecutarla. “Tenemos que ver con cuánto nos podemos comprometer, hoy hablar efectivamente de esa exportación es muy relativo, pero hay que ver en qué cantidad, si son precios que compensan”, indicó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Paraguay será reconocido con el sello de capitalidad gastronómica en la Fitur

Colmán aseguró que los productores están haciendo su parte, al igual que el Estado, por eso se necesitará el apoyo de las industrias. “Es un logro 100 % del Senacsa y el productor que supo adaptarse a la obligatoriedad. Dan ganas de seguir produciendo porque se van generando oportunidades, es muy importante que se concrete”, mencionó.

Subrayó que los números hablan de una faena de 60.000 corderos anuales, de acuerdo al último censo realizado por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa). Ahora lo que se deberá hacer es iniciar una estrategia en la cual los productores puedan comprometerse. “Eso va a empezar a suceder una vez que aparezca la oferta, necesitamos eso para ir trazándonos un objetivo para la primera exportación que produciría un efecto derrame”, aseveró.

Lea más: Ande: aumento en la factura es “normal” por la época, explican

Dejanos tu comentario