Desde el Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay (Cafym) explicaron que todo el sector privado se encuentra siendo afectado por las demoras en el Puerto Montevideo, donde la totalidad de la flota paraguaya permanece inmovilizada. Raúl Valdez, presidente del gremio, mencionó que esto genera un 40 % más en gastos diarios y pone en tela de juicio la confianza en el puerto y la migración de compañías.

En comunicación con La Nación/Nación Media, el titular del gremio comentó que incluso habría comerciantes que no recibirán los productos que necesitan con miras a las fechas festivas que se aproximan. ”Posiblemente, van a recibir posterior a eso, con lo cual perderían las ventas que tenían planificadas y otros productos como repuestos, maquinarias, insumos, línea blanca, electrónicos”, comentó.

Esto se suma a una serie de problemas que se enfrentan, como los costos elevados en los trámites para escaneo de los containers, las cuestiones de estadías que tienen costos y gastos variables. “Cada día de amarre, cada día de remolcadores portuarios, comida, combustible, hoy tienen ya un exceso de casi el 40 % en la estadía diaria de la escala en las embarcaciones”, aseguró.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Dijo que lo que era atractivo como un hub logístico para toda la región hoy en día con el tiempo de espera y los extracostos hace que pierda mucha confiabilidad, por lo cual las grandes líneas marítimas observan muy de cerca la posibilidad de migrar gran parte de las cargas a Buenos Aires. “Si se dan las condiciones, yo creo que se podría migrar de Montevideo hasta allá y esa sería una pérdida enorme para el Uruguay, considerando que casi el 60 % que se mueven en las terminales en tránsito desde Paraguay”, mencionó.

Puede interesarle: Dinelco y Tigo Money se unen para revolucionar los pagos con su nueva función con QR

Hasta el momento se conversó con la cancillería paraguaya, específicamente a través del viceministerio de Relaciones Económicas e Integración, a cargo de la embajadora Patricia Frutos, quien realiza gestiones con el vecino país. Comentó que los depósitos están parados por la situación interna uruguaya y no tiene relación con el tratado de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

Es una resolución pendiente entre sindicatos y los empleadores, básicamente, que están discutiendo cuestiones salariales”, apuntó a LN/NM. Valdez aseguró que se siguen diariamente las negociaciones con sus vaivenes, pero hoy la coyuntura está muy trabada porque se agotaron las instancias de negociación entre los sectores sindicales y de empleadores, por lo tanto, se solicitó que se proceda a una convocatoria para resolver el problema con la participación del Poder Ejecutivo uruguayo.

Lea más: Apep desarrolló exitoso congreso internacional sobre participación femenina

Dejanos tu comentario