El boletín de la Superintendencia de Bancos del Banco Central del Paraguay (BCP) refleja una vez más el crecimiento en el uso de las tarjetas de crédito que alcanzó niveles récord en el 2022. Esta situación se da pese a las altas tasas de interés del sistema financiero que se mantienen hasta ahora.

Las tasas de interés de los créditos fueron aumentando durante el 2022 como consecuencia del reajuste de la tasa de referencia del BCP en medio de un panorama inflacionario preocupante. Los datos demuestran que esto no incidió en el uso de las tarjetas de crédito en el año anterior y, más bien tuvo un efecto contrario debido a que aumentó de forma considerable.

Dicho crecimiento se refleja en el saldo contable en el evolutivo de las tarjetas de crédito en forma conjunta, bancos y financieras, que alcanzó los G. 3,43 billones. Según los analistas de la consultora Mentu, se trata de la segunda cifra más alta en los últimos cinco años debido a que significa que aumentó 15,6% interanual, con el que se registra once meses consecutivos de incrementos por encima del 10%.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Te puede interesar: Paraguay prioriza acceso a mercados ante el Grupo de Cairns

En el caso de los bancos, este indicador creció durante todo el 2022 llegando a su nivel máximo en el último trimestre. No obstante, las financieras mostraron que para octubre del año anterior llegaron a su nivel máximo de uso con G. 113.152 millones, tras lo cual empezó a moderarse cerrando el 2022 con G. 64.715 millones.

Por el lado de la cantidad de plásticos, se puede observar que los activos en el mercado a finales del año anterior fue superior a 959.000, siendo de esta forma el saldo promedio por tarjeta de G. 3,58 millones, esta cifra también es una de las más altas de los últimos años.

Los analistas indican que estos datos muestran que los agentes están financiando parte de su consumo con este instrumento lo que se debe a la necesidad de mantener los niveles afectados por la alta inflación. Por otro lado, mencionaron que para el 2023, el uso de las tarjetas podría seguir creciendo dado que, si bien la inflación se iría moderando, permanecería en niveles elevados.

Leé más: Paraguay podría perder US$ 500 millones anuales ante eventual acuerdo con China


Dejanos tu comentario