Desde el Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), en su actividad de cierre de año realizado a mediados de este diciembre durante un día de campo, expresaron el trabajo realizado con los resultados obtenidos así como las expectativas para el próximo 2023, asegurando que seguirán impulsando la investigación agrícola con la aplicación de tecnologías rústicas y productivas.

El presidente del Inbio, el Ing. Agr. Alfred Fast, destacó que la institución viene promocionando la investigación agrícola como un eje principal de su trabajo, con el objetivo de brindar a los productores soluciones que les permita generar cultivos a pesar de las distintas situaciones adversas que se pueda enfrentar, sean climáticas o de suelo.

“Desde Inbio, el objetivo es seguir poniendo el mayor esfuerzo para el año que se avecina, con lanzamiento de novedades para los productores y el desarrollo del trabajo realizado. Seguiremos impulsando la investigación y la capacitación, que son los pilares para desarrollar nuestra agricultura”, señaló Fast, según la publicación de Agrotecnología.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Desarrollo del sector forestal requiere de trazabilidad y certificación de las plantaciones

El objetivo es brindar a los productores soluciones que les permitan generar cultivos a pesar de las distintas situaciones adversas. Foto: Archivo.

Variedad de programas

Una de las acciones llevadas a cabo por Inbio, es el Programa de Comercialización de Soja, cuyas variedades Sojapar actualmente están en el mercado, y que tendrá un próximo lanzamiento para demostrar su comportamiento frente a otros materiales, indicó el presidente de la institución.

Así también, el Programa de Agricultura Sustentable con Biotecnología, se viene ejecutando con socios cooperadores, desde la siembra de cultivos de abonos verdes en invierno hasta ahora, que se está teniendo soja y maíz como cultivos de renta, sembrado sobre cobertura y cultivos de abonos verdes de verano, explicó.

Citó igualmente al Programa de Mejoramiento de Trigo, en alianza con IPTA y Capeco, que persigue obtener variedades rústicas y de buena sanidad, el trabajo con otros aliados externos y locales para desarrollar una herramienta de detección precoz del parásito de roya, así como el uso eficiente de fertilizantes a través de drones e inteligencia artificial.

Y por último el Programa de Agricultura Sustentable con Biotecnología, que se viene desarrollando con cooperadores como las escuelas agrícolas y productores en general a través de las capacitaciones con la metodología de “aprender haciendo”, buscando así generar impactos en la comunidad, acotó el titular de Inbio.

Puede interesarle: Vehículos importados que no cumplan con reglas ambientales no podrán ingresar al país

Dejanos tu comentario