El tercer trimestre del año mostró un mejor desenvolvimiento de la economía debido a que el producto interno bruto (PIB) mostró una expansión de 2,8%. Según el informe de Cuentas Nacionales Trimestrales, el consumo privado también registró un repunte importante llegando así al 2,4% al cierre de este periodo.

Darío Ruiz Díaz, jefe de la División de Indicadores de Corto Plazo del BCP, señaló que en estos resultados favorables se explican por el buen desempeño de los bienes no durables con el crecimiento de bebidas y tabaco, alimentos, productos químicos farmacéuticos. Sin embargo, este resultado fue atenuado por la retracción en el sector de combustibles.

“Los servicios también una dinámica favorable principalmente por los resultados positivos en el sector de transporte de pasajeros, los resultados positivos también de los restaurantes y hoteles, y los servicios inmobiliarios. También en los bienes durables, dinámicas favorables de electrodomésticos, electrónica, vehículos y artículos para el hogar”, añadió.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Para este repunte, también se observó el aporte, en menor medida, en los bienes semi durables, con el mejor desempeño de los productos textiles, prendas de vestir, papel y productos de papel, y calzados, que aseguró está en línea con la normalización de la actividad económica en el país.

Te puede interesar: Será fundamental que en el 2023 el BCP no afloje su política monetaria, sostiene economista

Evolución del consumo en el tercer trimestre, según estadísticas del sector real del BCP. Foto: Gentileza.

Demanda interna y externa

El técnico de la banca matriz sostuvo que en el tercer trimestre del 2022 el crecimiento del PIB fue sostenido por la demanda interna con un crecimiento interanual de 3,9%. En los principales componentes de la demanda interna, se destacaron los aumentos interanuales del consumo total y la formación bruta de capital.

La demanda externa neta atenuó parcialmente el resultado positivo del sector interno, con las exportaciones de bienes y servicios que presentaron un incremento interanual de 1,2% en valores constantes, explicado por el aumento en las exportaciones de bienes, como el maíz, la energía eléctrica y carne bovina, atenuado por la reducción en las exportaciones de soja y aceites y grasas vegetales.

El PIB registró un crecimiento interanual de 2,8% en el tercer trimestre del 2022 y, con este resultado, acumuló una caída de 0,6% al cierre del tercer trimestre del 2022. Desde el enfoque de la oferta, en el comportamiento interanual incidieron los desempeños positivos registrados en agricultura, servicios, manufacturas, generación de energía eléctrica y ganadería.

Leé más: Sector agrícola reporta un nuevo panorama de incertidumbre ante falta de lluvias

Dejanos tu comentario