El presidente del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Iván Dumot, expresó que el panorama que enfrenta el sector importador para finales del año es desafiante puesto que registran menor disponibilidad de productos y por lo tanto los precios para el consumidor final se incrementarían hasta un 15%.

“Siguen habiendo cuellos de botella en la capacidad de producción de muchos proveedores, no todas las cadenas productivas están 100% reestablecidas. Entonces todavía en ciertos casos hay menos disponibilidad de productos que los importadores quisiéramos comprar”, comentó en comunicación con La Nación/Nación Media.

Agregó que con la inflación en los elementos de costo tanto de origen como los financieros o de flete toda la mercadería vendrá con un sobrecosto. “Es muy probable que eso se transmita al consumidor final en los productos de este fin de año, es decir que van a estar por lo menos de un 10 al 15% más caro que el año pasado”, mencionó.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Impacto SA celebra 40 años diseñando momentos de alto impacto

En cuanto a la situación del flete, dijo que las proyecciones no son alentadoras, con lo cual el ingreso de los artículos presentará dificultades. “Se proyecta un periodo de pocas lluvias hasta febrero o marzo del año que viene y ya están habiendo ciertas complejidades, por lo tanto eso va a generar atrasos en la llegada de mercaderías y sobrecostos adicionales”, indicó.

Por otra parte, el crecimiento del consumo tuvo un pequeño crecimiento del 2% aproximadamente, según refirió. “Se estima un año prácticamente de economía estancada y eso hace que la rotación de productos de consumo masivo no sea superior que el año pasado”, afirmó y sostuvo que si “tienen la suerte” de que todos los productos lleguen indefectiblemente tendrán que transferir el incremento a los consumidores.

Productos afectados

Añadió que aquellos artículos que son importados del Medio Oriente o los de electrónica presentan problemas de disponibilidad, al igual que los automotores. “Disponibilidad de materia prima exactamente para fabricarlos, por lo general no hay la cantidad que se solicita”, manifestó. Los productos de consumo que presentaron restricciones siendo discontinuados fueron algunas etiquetas de vinos porque las fábricas decidieron racionalizar sus portafolios.

Lea también: Pasajes a Argentina no se verán afectadas por cambio de itinerario tras cierre del puente

Dejanos tu comentario