Para el primer semestre del próximo año 2023 está previsto comenzar con la construcción de una planta de producción de hidrógeno verde en el país, uno de los primeros para la región en cuanto al tamaño industrial, lo que representa un hecho histórico por la diversificación de la inversión en este segmento.

Así lo indicó James Spalding, actual director de la empresa en cuestión, Atome Paraguay SA, que es el brazo paraguayo de la firma Inglesa ATOME Energ, cuya planta fabril estará situada en la ciudad industrial de Villeta, que en una primera etapa se estima que la inversión será de US$ 100 millones y que posteriormente aumentará a US$ 500 millones.

Todo lo que respecta a los trabajos iniciales de diseño e ingeniería sí ya se está llevando adelante a través de una firma norteamericana que fue contratada para el efecto, una de las empresas más grandes en consultoría para este segmento.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Emprendedores LN: Paella Tío Juan apunta a ser un referente importante de la gastronomía artesanal

Con base en los avances, creen que para antes de fin de año ya estarán contando con todos los detalles que permitirán realizar un llamado para las empresas constructoras que quieran ser parte de megaproyecto para la puesta en marcha de la planta.

Así mismo, Spalding señaló que en paralelo ya contrataron a una empresa local, para la adecuación de la subestación eléctrica de Villeta, de modo a poder tomar la energía para la línea de transmisión y luego la instalación de la propia subestación de la futura planta de oxígeno.

Apuesta diversificada

“La idea es que en el 2025, Paraguay pueda ser uno de los primeros países de América en tener una planta ya de tamaño industrial mundial, no solo para la producción de hidrógeno verde, porque el proyecto pretende también una inversión adicional de convertir ese hidrógeno en amoniaco”, expresó Spalding.

En ese sentido, subrayó que una vez convertido en amónico el hidrógeno, este a la vez es una materia prima para el uso de fertilizantes, lo cual le dará a Paraguay la posibilidad de tener independencia y seguridad alimentaria en todo lo que respecta la provisión de fertilizantes, con lo que la apuesta logrará diversificarse a otros rubros.

Hay que mencionar que en la producción de hidrógeno, que se realiza a través del proceso de electrolisis en el que se descompone el agua para formar hidrógeno y oxígeno, y la planta tendrá la capacidad también de producir oxígeno de calidad medicinal para el país.

Puede interesarle: El negocio bursátil acumula una caída de 10% en lo que va del año

Dejanos tu comentario