Por Armando Giménez Larrosa

armando.gimenez@nacionmedia.com.py

Argentina, el vecino país, uno de los principales socios comerciales de Paraguay, atraviesa por una profunda crisis económica, situación que fue “condimentada” por la renuncia de su ministro de economía, sumergiéndose en un océano de problemas. Esto se traslada en una tensión de su tipo de cambio, derrumbe en el valor de sus bonos y aumento fuerte de su inflación, lo que provoca fuertes preocupaciones en Paraguay que, según sectores económicos, agrega “combustible” al contrabando y la inflación.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

En tanto, sostienen que se espera que el problema sea “transitorio”, ya que una nueva figura tomó el cargo del ministerio, y le tocará solucionar varios inconvenientes, principalmente en lo que tiene que ver con el dólar y medidas restrictivas. Se espera, de esta manera, poder paliar en el mediano o largo plazo estos efectos que ya golpea a la economía local.

La Nación accedió a una entrevista con el presidente del Centro de Importadores del Paraguay (CIP), Iván Dumot, quien explicó de primera mano los dos primeros efectos de la situación argentina en nuestra economía. “Hay dos frentes importantes, uno tiene que ver con el tema cambiario, ya que el peso se desplomó ante el dólar, lo que agrega un combustible al contrabando de productos argentinos hacia nuestro país, porque hacen que los precios sean aún más atractivos de lo que ya eran”, explicó.

Alta inflación

Aclaró que a pesar de que la inflación es elevada en Argentina, ahora estaría entre el 40% o 50% (60% a mayo), no se alcanza con esta magnitud de devaluación del peso, como el que se está observando. “El contrabando ya era un problema serio, cuando el dólar estaba en 200 pesos, ahora que está cerca de los 300 pesos, el contrabando será muy difícil de sostener. Esperamos que sea una situación transitoria, y que la nueva autoridad económica se estabilice, para que el peso vuelva a estar en precios razonables”, comentó. En ese sentido, remarcó que esta situación genera menores precios en el vecino, y por lo tanto, incentiva al mayor contrabando. “Toda esta cadena ilegal va a florecer más de lo que ya está”, lamentó.

Lea también: Expectativas económicas para el segundo semestre son muy “débiles”, señala Herken

En cuanto a la segunda situación que se está dando, mencionó que por tantas trabas que Argentina está poniendo a las compras, por la cuestión de dólares, las empresas productoras no están pudiendo comprar para importar, como por ejemplo, las empresas de venta de vinos.

“En base a los controles, están en riesgo de no poder abastecer la demanda de vinos en los próximos días, por no tener insumos como corchos, tapas, etiquetas, entre otros. Con esto se reduce su capacidad de exportación y producción”, mencionó. Todo esto se aplica en todas las industrias. Esto lógicamente se trasladará a los precios de ventas, tanto locales, como para su exportación”, agregó.

Crisis profunda

Por su parte, el exdirector del Banco Central del Paraguay (BCP), Carlos Carvallo, explicó a La Nación que esta situación de cambio de representante en el ministerio de Economía de Argentina, se da en el marco de una crisis profunda económica, social y política.

“Por lo tanto, las señales que se deberían de haber pasado debían ser firmes, si es que se quería restablecer la confianza de los agentes económicos, cosa que no sucedió. La nueva ministra, bien asumió dio declaraciones que no fueron afortunadas, con respecto a que no le importaba tanto el mercado paralelo, la distorsión de precios, entre otros, lo que generó mucha incertidumbre”, sostuvo.

En ese marco, explicó que el principal termómetro de la confianza, se generó una fuerte depreciación en el mercado paralelo o del dólar blue, que rozó los 280 pesos por dólar, una señal clara que la gente no tiene buenas expectativas. “Luego, la ministra hizo varias medidas que iba a tomar, alguna fueron bien recibidas, pero otras generaron preocupación”, acotó.

Tema relacionado: Actividad económica mensual sigue en “picada”: resaltan necesidad de medidas para propiciar la economía

Desconfianza

El economista remarcó que lo que sigue generando mucha desconfianza es que la nueva ministra desconoce sobre el precio relativo en Argentina, de que las medidas de represión en los mercados cambiarios y en los precios de bienes, lo único que genera es un mercado negro. “Tanto es así que existen expectativas de que la inflación termine por arriba del 70% a fin de año”, dijo.

En tanto, Carvallo explicó que, por el lado de efectos a Paraguay, se seguirá conviviendo con una Argentina extremadamente vulnerable, muy volátil en su economía, con un proceso cambiario con alta inflación. “En el corto plazo nos afecta por la diferencia cambiaria, lo que genera problema en la frontera, de un mayor contrabando”, agregó.

Además dijo que cree que no será por mucho tiempo, ya que lo que realmente importa para la competitividad de los precios es el tipo de cambio real, donde lo único que genera esto en su mercado paralelo o cambio informal es una mayor inflación en el futuro. “Finalmente la inflación comerá a largo plazo y le restará competitividad”, afirmó. El experto indicó que para hacer frente a esta situación, Paraguay debe mantener la casa ordenada, una de las mejores formas para combatir los problemas de Argentina.

Le puede interesar: Exportaciones paraguayas registran leve caída al cierre del primer semestre del 2022



Dejanos tu comentario