La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasam) tiene prevista la reunión para este lunes en la que tratarán el aumento del salario que se estima se realizará con base al 11,4%. Sobre ese punto, Enrique López Arce, experto en empleo, señaló que el proceso que falta es netamente burocrático, pero pidió que no se especule con los precios de los productos antes de tiempo.

En comunicación con la 780 AM, el director del empleo de la ANR aseguró que solo faltan cumplir con procesos burocráticos para que se dé el reajuste del salario mínimo en un 11,4%. Días pasados, la directora del Trabajo, Karina González, señaló que con esta suba el salario mínimo llegaría a los G. 2.550.000 y afectaría también a las trabajadoras domésticas.

En ese sentido, López Arce se refirió a la importancia de que las instituciones competentes, como la Secretaría de Defensa al Consumidor (Sedeco) y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), realicen controles a fin de evitar que las empresas empiecen a especular con los precios de los productos antes de tiempo, atendiendo a que el nuevo salario entraría a regir desde el mes de julio.

Te puede interesar: BCP: indicador de ventas registró variación interanual negativa

El director del empleo de la ANR mencionó que sólo falta cumplir con procesos democráticos para que el aumento del salario se concrete. Foto: Gentileza.

“Lo que pedimos es que no pase lo que ocurrió el año pasado. El 16 de junio salió el decreto de que va a subir el salario en un 4,4% pero a partir del 1 de julio, entonces la inflación debía afectar los costos a mediados de julio porque el salario se paga a fin de mes. Entonces tiene lógica que a mediados de la segunda quincena recién se empiecen a mirar el reajuste de los costos”, expresó López Arce.

Valor desfasado

Sin embargo, aseguró que en el 2021 el decreto salió el 16 de junio, pero al día siguiente los precios ya se remarcaron, por lo que piden que se pueda evitar esa situación y que no se hagan especulaciones de precios porque perjudica al ciudadano. Explicó que el año pasado el aumento del salario se realizó en un 4,4%, pero los aumentos que se registraron día después del decreto en la canasta fueron del 6%, lo que deja el aumento como un valor desfasado nuevamente.

López Arce indicó que la situación es bastante complicada para los ciudadanos paraguayos, por lo que un aumento en los precios en este momento podría ser muy perjudicial atendiendo a la situación de endeudamiento de los consumidores y de las mismas empresas.

Leé también: Sugieren optar por producción escalonada de tomates para abastecer al mercado

Dejanos tu comentario