Más allá de las constantes denuncias, reclamos y llamado a las autoridades a poner mano firme al mal del contrabando, los afectados sienten que el accionar del Gobierno es insuficiente y alegan que algunas instituciones de control son parte de la rosca ilegal.

El rubro frutihortícola es uno de los perjudicados con este flagelo, que actualmente se encuentra en una etapa difícil debido a que la producción nacional abunda y el reclamo que hacen es que el control es muy débil. El productor frutihortícola José Rivas sostuvo que es sabido que el contrabando es de décadas, pero se sostiene, ya que tiene “padrinos fuertes” a través de los políticos, por lo que están decididos a hacer llegar el reclamo hasta el presidente de la República, de modo que ponga una “voz de mando” para frenar el flagelo.

En ese sentido, mencionó que un grupo de productores mantuvo una reunión con los legisladores en el Senado para dar seguimiento al tema del contrabando que, según él, está “institucionalizado”. Sentenció que el esquema del contrabando es un complot con las autoridades, fundamentando que si bien existen las leyes, son muertas, ya que no se ven casos de contrabandistas que cumplan sentencias, por lo que es imperante que se apliquen castigos, dijo.

Lea también: Acuerdan aumentar el intercambio comercial de alimentos y bebidas con empresas brasileñas

El representante frutihortícola señaló que hay una sobreproducción nacional por el ingreso abundante de mercaderías de contrabando. Foto: Archivo.

“En el campo el tema del contrabando es una sobrevivencia y las instituciones de control como el Senave muchas veces no hacen su trabajo y son ellas mismas las que permiten todo, hasta por la Armada entra más el contrabando”, lamentó el productor frutihortícola.

Puede interesarle: Emprendedores LN: “Don Cocido”, restaurante sobre ruedas que nació para costear tratamiento oncológico

Rivas señaló que a más de ser una competencia desleal, es una cuestión injusta, ya que ellos al igual que otros sectores que trabajan legalmente pagan impuestos para vender sus productos; sin embargo, con la venia de las autoridades ingresan volúmenes incontables de forma ilegal. En cuanto a las pocas soluciones que les brindan las autoridades, dijo que son “parches” por ser solo de momento y que en realidad lo que se precisa es que den vida a las leyes muertas de modo de generar temor y ponerle freno al delito del contrabando, precisó.

Dejanos tu comentario