La suba del precio del gas de uso doméstico, del combustible y de los productos de la canasta familiar es un fenómeno que se observa en toda la región debido a la fuerte inyección de paquetes fiscales para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

La tendencia de un escenario peor no se descarta mientras que el Banco Central del Paraguay (BCP) parece estar registrando una realidad paralela y, en consecuencia, el salario básico sigue conveniente a unos indicadores poco sinceros. El impacto real se refleja en el deterioro de los ingresos de las familias paraguayas.

Al respecto, José Luis Rodríguez Tornaco, máster en economía y exviceministro de Industria, mencionó que “en la economía nunca hay almuerzo gratis, alguien va a terminar pagando la cuenta tarde o temprano y lo que se hizo hasta aquí es tratar de compensar esa situación económica complicada que había inyectando un total de 2.500 millones de dólares del plan de contingencia por pandemia en el mercado. Esa plata más tarde o temprano lo que se llama en economía se monetiza”.

“Seguidilla de hechos estructurales y coyunturales”

Rodríguez Tornaco manifestó también que el aparato productivo durante un año estuvo cerrado, no se generaban bienes dentro del sector económico y de repente muchos ciudadanos comenzaron a recibir dinero mediante la asistencia realizada por el Gobierno ante la pandemia.

“Mucha gente comenzó a recibir dinero vía Pytyvõ, Ñangareko y ese dinero comenzó a demandar bienes y servicios que no había en la economía. Cuando empiezan a crecer las ganas de comprar un bien y ese bien no hay en la economía, se ajusta naturalmente por el precio. Lo que vivimos es una seguidilla de hechos estructurales y coyunturales, lo estructural es primero, hay un exceso de liquidez”, dijo.

Agregó que: “Entró demasiada plata y el aparato productivo no logró acompañar rápidamente ese aumento en la demanda y lo coyuntural, que es lo que pasa, del total de los bienes y servicios que consume el paraguayo promedio, lo esencial está impactado muy fuertemente por los precios”, dijo.

Programa "Fuego cruzado". Foto: Archivo.

El economista recordó que desde el Banco Central del Paraguay (BCP) indicaban que con suerte a final del año la inflación aumentará a un 4% y hoy en día indicó que se encuentra en un 6%, detallando que lo que más subió son los alimentos, en un total del 12%.

“La carne sufrió un impacto favorable porque se exporta mucho y se le paga buen precio en el exterior. Entonces queda menos oferta a nivel local y qué hizo la gente al no poder comprarla, fue a otros bienes sustitutos, carne de pollo y la carne de cerdo. Lamentablemente estos se alimentan de raciones y las raciones están hechas por materia prima como el maíz, cuyo precio se disparó en el mundo y, por lo tanto, la ración subió y eso se trasladó al precio de los pollos y del ganado porcino”, comentó

“Más paraguayos entrarán en la pobreza”

El profesional detalló también que la suba de la cesta básica de alimentos terminará además por aumentar de vuelta el nivel de pobreza en Paraguay.

“La pobreza en Paraguay se mide por una cesta básica, cuyo 90% está compuesto por alimentos. Esta suba del 12% va a terminar aumentando de vuelta la pobreza. La pobreza en Paraguay después de años volvió a crecer en 3,5%, estamos hablando de 264 mil compatriotas que eran clase media y ahora pasaron a la pobreza. Eso fue en la medición anterior, pero con estos nuevos precios, con los alimentos subiendo al 12%, esa cesta le será más cara a los paraguayos y más paraguayos entrarán en la pobreza”, sentenció.

Lea también: Reportan setenta nuevos casos de coronavirus y cuatro fallecidos

Repercusión en la delincuencia

Agregó también que se registran cerca de 390 mil paraguayos desempleados además de una disminución de las remesas que ingresaban al país mediante la labor de los compatriotas radicados en el exterior.

“Tenemos remesas que venían del exterior en el orden de 500 millones, hoy no pasan de 300. Un total de 25 mil paraguayos que vivían en España y Argentina y enviaban dinero hoy están en Paraguay sin empleo. Esto va a terminar de repercutir en la delincuencia y hoy todos somos testigos fieles de lo que está pasando en Paraguay con la percepción de seguridad”, refirió.

“Hasta dónde dejaremos que se recaliente la economía”

Las declaraciones de Rodríguez Tornaco se dieron durante una entrevista en el programa “Fuego cruzado”, emitido por el canal GEN. Por otra parte, agregó que el Gobierno deberá analizar hasta dónde dejará que se “recaliente” la economía para empezar a instrumentar las medidas de asistencia.

“La cantidad excesiva de dinero que se metió por la pandemia hace que todos los bienes en la economía, cuando abundan en el mercado, el precio baja. Entonces como hay mucho dinero, está perdiendo valor medido por esta inflación y cómo salimos de esto”, explicó.

Además dijo que: “Acá está la discusión de la política pública. Para una economía que está saliendo de 2 años consecutivos de recesión económica si queremos crecer al 4% o 6% para empezar a recuperar los niveles del 2018 necesitamos el lubricante del aparato productivo y ese lubricante es el dinero, entonces la discusión será hasta dónde dejaremos que se recaliente la economía para empezar a instrumentar las medidas”.

José Luis Rodríguez Tornaco. Foto: Archivo.

Finalmente, afirmó que el equipo económico deberá analizar con urgencia el escenario actual. “La pregunta es si factoreamos por empleo esta pequeña suba en los precios, aguantamos un poco más, soltamos un poco más la economía. Ese 6% es tan dañino, merece una letra catástrofe de los medios que dicen la inflación más alta de los últimos 10 años o el 6% de inflación comparado con el 50% que tiene Argentina es preocupante. Esta es la discusión hoy del equipo económico, que debe sentarse en un escenario donde estamos empezando a sentir el efecto rebote”, puntualizó.

Te puede interesar: Aduanas confirma que Champs no registra importaciones hace 10 años

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar