Una serie de situaciones puntuales y una falta de política repercutieron con números negativos en el ámbito de la industrialización de la soja producida en el país, señalaron desde la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro).

No obstante, desde el gremio reiteraron que el sector cuenta con un gran potencial en materia productiva para la industrialización de la oleaginosa.

El informe publicado por la Cappro indica que la molienda total de la soja en el primer semestre del 2021 fue de 1.404.221 toneladas, considerado como el peor resultado registrado en los primeros seis meses desde el 2013, año en que se molieron 1.220.000 de toneladas.

Desde el gremio agroindustrial explicaron que este dato implica, además, una reducción del 16% en la comparación interanual, y una diferencia negativa de casi 400.000 toneladas con relación al promedio acumulado a junio de los últimos tres años.

El procesamiento en junio volvió a mostrar una reducción con relación al mismo mes del año pasado, con lo que se cierra el quinto mes de retracción en la molienda, de los seis meses transcurridos de este 2021.

Los datos hacen que se vea cada vez más lejana la posibilidad de revertir esta tendencia, y todo apunta a que se estaría cerrando el tercer año consecutivo con caída en la industrialización de oleaginosas.

Te puede interesar: Feria misionera se desarrolla con mucho éxito en Asunción

Divisas

De acuerdo con los datos de la Cappro, el complejo sojero generó divisas por un total de US$ 2.259 millones durante el primer semestre del 2021, lo que representa un crecimiento del 36% en comparación de lo que se obtuvo en el mismo periodo del año pasado. Este es el segundo mejor registro de los últimos cinco años, que está explicado por la importante mejoría en los precios internacionales.

Esta cifra representa también el 43% del valor total de todas las exportaciones realizadas por el país a junio del 2021, lo que equivale a un incremento de un punto porcentual con relación al primer semestre del 2020, y está en línea con los registros de los últimos tres años.

Una cuestión importante a seguir de cerca es la navegabilidad de los río Paraguay y Paraná, ya que de seguir empeorando las condiciones actuales, podrían aumentar los retrasos y sobrecostos de las cargas, impidiendo así aprovechar a cabalidad las condiciones favorables que existen a nivel internacional a través de la mejora de los precios.

Lee también: Temas económicos y comerciales fueron tratados en GMC del Mercosur

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar