La tasa de interés promedio cobrada por los bancos al conceder los créditos en moneda nacional se ubicó en 12,82% en abril de este año, mostrando un leve aumento en comparación al promedio registrado en marzo pasado, que fue de 12,68%, según el informe de Indicadores Financieros presentado este jueves por el Banco Central del Paraguay (BCP).

No obstante, en comparación con el 13,86% de tasa activa de abril del 2020, se constata que los créditos siguen siendo más baratos que el año pasado. La tasa activa en abril también se ubicó por debajo de la tasa promedio anual (12,94%), detalla el reporte de la banca matriz.

Leé también: Con una tasa de 5,85%, consumo es el sector con mayor morosidad en el sistema bancario

Los créditos personales de consumo y los préstamos de desarrollo fueron los que experimentaron aumentos de tasas en este abril, en relación a marzo. La tasa de interés para los créditos personales de consumo pasaron de 21,56% a 22,91%; mientras que las de los préstamos de desarrollo se incrementaron de 8,59% a 9,80%.

No obstante, los créditos para el sector comercial y los préstamos personales para la vivienda se abarataron en el cuarto mes, cuyas tasas bajaron de 10,46% y 10,95% en marzo, a 9,98% y 10,51% en abril del 2021, respectivamente.

Tasas pasivas

Por otro lado, la tasa promedio pagada por el sistema bancario a los ahorristas en este abril, por los depósitos en moneda nacional, fue de 2,99%, mostrando un leve aumento sobre el 2,93% fijado como promedio en marzo de este año. En abril del 2020, los bancos pagaron en promedio una tasa de 4,06% por los ahorros.

Según el detalle del informe, la tasa de los Certificados de Depósito de Ahorro (CDA) aumentaron de 5,91% en marzo a 6,12% en abril. Mientras que las tasas de los depósitos a plazo fijo y a la vista se posicionaron en 7,09% y 0,50% en abril 2021.

Te puede interesar: Previsiones manejadas por Cafym indican que bajante de ríos durará hasta el 2024

Miguel Mora, economista jefe del BCP, explicó que esa menor tasa de interés en comparación al año pasado, ya sea la cobrada por los bancos al conceder un crédito o pagada por estas entidades a los ahorristas, es un efecto de la reducción de 4% a 0,75% de la Tasa de Política Monetaria (TPM), medida aplicada por el BCP, en el marco de la pandemia de COVID-19, para generar mayor liquidez en el sistema financiero y motivar la concesión de créditos.

Respecto a las variaciones de los precios de créditos personales de consumo y los préstamos de desarrollo, el técnico de la banca matriz señaló que las tasas de estos productos siguen siendo más bajas a las fijadas el año pasado. No obstante, aclaró que, además de la TPM, las entidades bancarias también tienen como parámetro de medición el nivel de riesgo y otras condiciones, para fijar el precio a esos créditos.

Dejanos tu comentario

13H

¿En qué condiciones cree que se encuentra la economía del país actualmente?

Click para votar