A pedido del Ministerio de Hacienda, el Poder Ejecutivo, mediante el decreto Nº 5.373 emitido este lunes, postergó hasta enero del 2022 la aplicación de la retención del Impuesto a la Renta de No Residentes (INR). La misma debe ser aplicada a las empresas extranjeras que prestan servicios digitales en nuestro país.

Los agentes retentores son las entidades bancarias, financieras, casas de cambio, cooperativas, procesadoras de pago o entidades similares que intermedien en el pago del usuario por la utilización de servicios digitales de proveedores del exterior, como por ejemplo Uber, Netflix, Spotify y otros.

Leé también: Depósitos bancarios llegaron a cifras históricas y la tendencia continuará, afirman

La retención por el INR es aplicable cuando el usuario de dichos servicios utiliza tarjetas de crédito o de débito como medio de pago para adquirirlos.

La tasa fijada para el impuesto a la renta (ganancia) de no residentes en Paraguay es del 15%, mientras que la retención a ser aplicada es del 4,5%. La renta neta de los no residentes constituirá el 30% del valor de venta (excluido el IVA) de las empresas extranjeras que operan en el país. Sobre ese monto se aplica el 15% de impuesto.

Te puede interesar: SET registró crecimiento del 47,5% en recaudaciones hasta mayo

El viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), Óscar Orué, explicó que la postergación se realiza para evitar que los bancos y las operadoras de tarjetas de crédito carguen al consumidor final ese 4,5% de retención, debido a que las firmas como Mastercard y Visa argumentan que no pueden retener el impuesto a las empresas extranjeras prestadoras de servicios digitales.

“Estamos viendo un mecanismo de retención que no le afecte a los usuarios”, dijo el subsecretario de Estado, que aclaró que la suspensión de la retención no tendrá un impacto sobre la estimación de ingresos de la SET para este año.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar