El gerente de Prestaciones Económicas del Instituto de Previsión Social (IPS), Pedro Halley, brindó detalles sobre el avance y cómo están continuando los pagos a los suspendidos, que proseguirá este próximo 26 de abril correspondiente al cuarto mes.

Mencionó que efectivamente marzo ya fue cubierto, para iniciar este lunes el proceso de acreditación a unas 18.000 personas, que son las que continúan en nómina del IPS. “Queremos iniciar este lunes el siguiente pago por abril, la lista que manejamos es de 18 mil, pero es muy dinámica porque permanentemente hay empresas que agregan suspendidos”, expresó en contacto con Universo 970 y GEN esta mañana.

Lea también: SET inscribirá de oficio como contribuyentes del IRE a trabajadores informales que cobren subsidio

Aportes no pueden usarse para prestaciones

Halley explicó que los fondos a ser utilizados son recursos transferidos por el Estado al IPS de US$ 100 millones en el 2020, de los cuales tienen disponibles unos US$ 20 millones, que estima servirán para pagar por los meses de abril, mayo y junio, pero luego ya no podrán seguir pagando los beneficios porque al no existir en la legislación previsional estas prestaciones, no pueden utilizar aportes, por lo que precisarán de otro fondo.

Respecto a la cantidad de suspendidos que sigue aumentando, la información que reciben del Ministerio de Trabajo, que es donde los empleadores presentan las solicitudes, indica que van creciendo y que actualmente hay 2.890 empresas que realizaron nuevas solicitudes.

Es así que para el cierre de abril es muy probable que se superen las 20.000 suspensiones, y que si bien él no puede precisar los rubros a los que pertenecen estas nuevas solicitudes, por el tipo de trabajadores puede observar que en general se tratan de personal de gastronomía, hotelería, eventos, turismo y comercio los que predominan.

Puede interesarle: Si el Gobierno no toma medidas necesarias, la siguiente pandemia será la del hambre, afirman

En cuanto a la disponibilidad, Halley explicó que la previsional paga por 4 beneficios: las prestaciones económicas por suspensiones de contratos labores, más el aislamiento preventivo, el aislamiento por vulnerabilidad y el subsidio propio por COVID-19 positivo, los cuales se pagan con recursos en virtud de la Ley de Emergencia Sanitaria (US$ 100 millones) a cuenta de la deuda del Estado con el seguro social, que luego de pagar abril quedarían unos US$ 15 millones.

Para el efecto se tuvo que implementar el procedimiento, ya que estas prestaciones no existen en la legislación del IPS. Es decir, se tuvo que improvisar y desde entonces, mayo del 2020, se pagó a un total de 150.000 personas.

Dejanos tu comentario

12H

¿Cómo califica el proyecto de ley que pretende despenalizar las invasiones de tierra?

Click para votar