Por Alba Delvalle

alba.delvalle@gruponacion.com.py

Es martes de Emprendedores LN, de dar a conocer y destacar la labor de tantos emprendedores que día a día sacan fuerzas para seguir sosteniéndose en tiempos como éste, en el que una pandemia de más de un año cambió el curso de todo.

Hoy nos trasladamos hasta la turística y tradicional San Ignacio, Misiones, considerada como la Capital del Barroco Hispano-Guaraní, por sus obras y piezas de arte aún conservadas, siendo una de ellas el reloj de sol, inspiración para la imagen de un producto.

Es así que transmitiremos una historia que se convirtió en el dulce sostén de una emprendedora, que poco antes de la pandemia había montado un estudio de maquillaje, el cual tuvo que cerrar por el confinamiento.

Mire esto: Emprendedores LN: pasión culinaria y antojos de embarazo en pandemia iniciaron Dulce Tata

Alfa Ana tuvo su origen en la pandemia, con un capital de G. 100 mil, una batidora y horno viejos y hoy ya está en casi 100 puntos de ventas del país. Foto: Gentileza.

Cerró su estudio de maquillaje por pandemia

Se trata de Lourdes Vázquez, de solo 21 años, quien tras haber cocinado para la familia unos alfajores, confiesa que los primeros se le quemaron, pudo divisar un potencial de negocio y decidió emprender con Alfa Ana Productos Artesanales.

Lourdes se dedica a la producción de alfajores artesanales entre otros productos, y no dudó en compartir con nosotros su historia cuando la contactamos por Twitter, ya que le pone feliz poder aportar algo de su experiencia y que pueda servir de ejemplo para otros emprendedores. El nombre Alfa Ana es en honor a su bisabuela, quien la malcrió y fue un ángel en su vida, mencionó la emprendedora en un paréntesis especial.

Piensa exportar

“A mí realmente me encanta contar mi historia porque empezamos con muy poquitita plata y pudimos crecer, la gente piensa que si no tenés un capital grande no podés hacer nada y no necesariamente es así. Tampoco es que cae todo de arriba, porque de verdad hay todo un antes atrás”, comenzó entusiasta.

Ella es estudiante de administración de empresas, en el último año de la carrera. En sus tiempos libres, y si hay ocasiones, sigue maquillando, pero sus proyectos con Alfa Ana son de seguir creciendo, de modo que los alfajores estén en cada punto del Paraguay, y más adelante, por qué no, exportar a otros países, se aventuró.

Lea también: Emprendedores LN: vendía brownies en el colegio, hoy lidera la tienda online de dulces Dolcatta

Lourdes Vázquez, de 21 años, abrió un local de belleza, pero los alfajores sobrevivieron al confinamiento del año pasado. Foto; Gentileza.

Prestó G. 100 mil para iniciar

“Alfa Ana nació en unos días de cocinar para la familia, mis primeros alfajores se quemaron, así que volví a insistir e insistir, hasta que mis hermanos me dijeron que era un producto que yo podía vender y les hice caso, ya que contaba con cuentas de mi salón de maquillaje”, expresó.

Al ser el rubro alimenticio uno de los más rentables, la emprendedora subrayó que efectivamente se inclinó a lo correcto, al tiempo de recordar que habían comenzado el 1 de mayo del 2020 con unos G. 100.000 prestados de su padre, una batidora rota de su mamá, un horno que apenas ya calentaba, soltó unas risas, y que ahora ya cuentan con casi 100 puntos de venta.

La fábrica actualmente ya cuenta con Registro de Establecimiento (R.E.) y están en trámites para el Registro Sanitario de Producto Alimenticio (R.S.P.A.), habilitados por el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN) del Paraguay.

También le puede gustar: Emprendedores LN: de un antojo en pandemia, surgieron los alfajores artesanales gourmet

El packaging fue diseñado por la artista Macarena Ruiz, hija del artista plástico Koki Ruiz; inspirada en el reloj solar, monumento de la ciudad de San Ignacio. Foto: Gentileza.

Variedades

Los alfajores Alfa Ana son totalmente artesanales, pero también realizan otras opciones como trufas, conitos de dulce de leche, y con la temporada de semana santa, por supuesto incursionaron con los huevos de pascuas “chuchis”, por lo que los productos están dirigidos a toda persona que desee endulzar su día.

En cuanto a la gama de opciones que ofrece Alfa Ana, la emprendedora mencionó que actualmente cuentan con 6 sabores; Nutella, mantequilla de maní, ambos con masa de chocolate y baño semi amargo que pesan 100 gramos. También el alfajor de Oreo y dulce de leche de 120 gramos. Y las otras 3 variedades más de dulce de leche (ddl); ddl con masa de vainilla y baño blanco, ddl masa de choco y baño semi amargo, y ddl masa de choco y baño blanco de 110 gramos.

Más similar: Emprendedores LN: su afición de niña creció como la pastelera Manitas Artesanas

Estos son nuestros sabores ‼️ Pero nosotros queremos saber.. Cual sería el alfajor perfecto para vos?😉 No seas timido/a, dejanos un comentario contandonos 🙌🏻

Publicada por Alfa Ana Productos Artesanales en Miércoles, 3 de marzo de 2021

Inspiración

Es así que los alfajores de Alfa Ana se caracterizan por su tamaño y presentación, en este último punto justamente algo que llamó la atención, ya que el packaging fue diseñado por la artista Macarena Ruiz, hija del artista plástico Koki Ruiz; quien se inspiró en el reloj solar, monumento de la ciudad, y en el arte barroco que caracteriza a San Ignacio.

Adicionalmente, el emprendimiento de Lourdes Vázquez aprovecha sus redes sociales para promover la cultura y el turismo de su ciudad natal, San Ignacio Guazú, en el departamento de Misiones, que se ubica a 225 kilómetros de Asunción, la capital paraguaya.

Hacer las cosas en forma

A Lourdes también consultamos las dificultades para emprender, y aseveró que lo es muy difícil en Paraguay cuando se quiere hacer las cosas en forma. “Nos costó muchísimo sacar los registros necesarios ya que conlleva un gasto muy grande. Solo para sacar el Registro de Establecimiento y poder equipar en forma nuestra cocina tuve que vender todos mis muebles de peluquería y dejar ese sueño atrás”.

Sostuvo que todo el proceso tuvo sus dificultades, pero que se van superando, con cada prueba que va sumando experiencias, pues la fabricación de alimentos es un área muy difícil y vidrioso, no obstante, todo es posible.

Mire más: Emprendedores LN: desempleada por pandemia en Argentina, creó tienda online de comida natural

Te ponen de buen humor

En cuanto a la expectativa del emprendimiento, que ya adelantó Lourdes que se divisa abasteciendo de Alfa Ana a todo el país e incluso exportarlos, llegar a la mayor cantidad de puntos de ventas, ya que entre tanto caos por la pandemia, asegura que un Alfa Ana muchas pone de mejor humor a cualquiera, y que lo tiene 100% comprobado, resaltó con picardía.

Clientes excelentes

Lourdes no quiso despedirse sin antes contarle a los lectores que los alfajores Alfa Ana realmente son todo un éxito, que lo logró gracias a los clientes que son excelentes, dijo, ya que cada uno de ellos se fue apropiando de la marca, y el marketing que generan es único.

Agradeció igualmente a su equipo, que cuenta con 4 colaboradoras, a más de su mamá, su nana y la ayuda constante de sus hermanos, el novio y hasta sus sobrinos. “Lo único imposible es aquello que no intentamos, todos los días me enseña esto la vida”, precisó.

Dejanos tu comentario

8H

¿Qué medida se debe tomar ante la alarmante cantidad de personal de Salud fallecido por COVID-19?

Click para votar