Desde la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) se muestran conformes al acatar las medidas restrictivas de la cuarentena por Semana Santa, que los impide recibir al público en los locales y seguir operando luego de las 20:00, ya que el Gobierno confirmó que podrán volver a las actividades desde el próximo 5 de abril.

Alegan a la vez una buena gestión del gremio junto con otros, que estuvieron insistiendo en la necesidad imperiosa de seguir trabajando, ya que de lo contrario se daría el cierre total de las empresas.

Está relacionado: Estado tendrá que solicitar más fondos para mipymes, refiere empresario tras reunión con el mandatario

“Gran gestión de la ARPY junto a otros gremios. Hoy, en reunión con el presidente de la República y parte de su gabinete, nos confirmaron que los restaurantes formales volvemos el 5 de abril y pedimos mano dura ante aquellos que no cumplen el decreto”, expresó el titular de la ARPY, Oliver Gayet.

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY).

Informales, verdaderos causantes

Esto, teniendo en cuenta que desde los distintos sectores económicos culpan a los lugares informales y clandestinos de los verdaderos causantes de los contagios masivos que se dan, ya que los establecimientos formales cuentan con la infraestructura y cumplen con el protocolo sanitario establecido.

El sector de la gastronomía y otros gremios de mipymes mantuvieron una reunión con el Ejecutivo en la mañana de este lunes 29 de marzo, en la que las autoridades se comprometieron a aumentar el apoyo económico a tales sectores afectados.

Básicamente, lo abordado en cuanto a nuevas medidas económicas para paliar la crisis se centró en el refuerzo que necesita el Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) a través del Banco Nacional de Fomento (BNF) y el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) respecto a los meses de gracia.

Esto, ya que los mencionados sectores fundamentaron que seguir endeudando a las micro y pequeñas empresas y acceder a nuevos créditos ya es casi imposible, por lo que la única opción viable es seguir abiertos y activos.

Puede interesarle: “Nos sentimos no escuchados”, señalan desde Asimcopar

Hay que mencionar que el sector gastronómico, al igual que el de eventos, turismo y entretenimiento ya accedieron recientemente a la extensión o ampliación de medidas financieras, como el diferimiento de las obligaciones tanto patronales como de servicios básicos, que no significan subsidio, sino que los pagarán a futuro y para ello precisan seguir facturando, así como la reducción del IVA que sí elimina un costo al 50%.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar