El gerente de Prestaciones Económicas del Instituto de Previsión Social (IPS), Pedro Halley puso en contexto la situación actual de la cantidad de empleados que siguen suspendidos en sus contratos de forma temporal, cuyas cifras tienden a aumentar, lo cual preocupa por los fondos disponibles.

Lo dijo este miércoles en contacto con Universo 970 AM y GEN, señalando que en términos de atención médica está aumentando la demanda basada en la pandemia, ya que la misma saturación de los hospitales lo indica.

En cuanto a los pagos de las compensaciones económicas y demás beneficios que el IPS tiene la gestión de pagar desde junio del año anterior, son unos 15.000 trabajadores suspendidos en enero y se mantuvo en febrero.

Lea también: Sector gastronómico: los clientes temen que policías no respeten excepciones y pidan coimas

Quedan US$ 20 millones

“Si mantenemos el promedio de 15.000 trabajadores suspendidos, tenemos para unos 9 meses a razón de un promedio de US$ 2,5 millones de dólares al mes, pero la tendencia es que aumente en este marzo según los informes, y siendo un poco optimista, creemos que podría llegar a 20.000, pero ojalá que eso no pase”, estimó Halley.

Dicha estimación se estaría corroborando la siguiente semana cuando se haya pagado toda la compensación por este tercer mes del 2021, que ya fue dispuesto por el titular de la previsional.

Y es que el temor a que el número de suspendidos aumente es a raíz de los fondos aún disponibles, unos US$ 20 millones de los US$ 100 millones que el Estado dispuso en abril del 2020, que si se mantiene a 15.000 trabajadores, daría para pagar unos 9 meses a razón de US$ 2,5 millones al mes. Pero en caso de que aumente a 18.000 o 20.000 personas, evidentemente el tiempo de sostén se acortará en menos meses, explicó.

Puede interesarle: “Salud y economía corren en paralelo”, dice la UIP y pide al Gobierno dialogar con sectores

Durante uno de los peores momentos de la pandemia, recordó que entre mayo y junio del año pasado habían unos 103.000 suspendidos de forma temporal en sus contratos, pero en ese entonces no había aún subsidio por compensación, que luego fue bajando hasta llegar a 12.500 en diciembre, volviendo a subir a los 15.000 a febrero.

Así mismo, Halley mencionó que también están incrementando los subsidios por aislamiento que en el año ya se acumulan 35.000 preventivos, estos son los que no están enfermos, pero se quedan en sus casas por resguardo, y también están los subsidios por casos de COVID positivo, pero lo cierto es que todos los indicadores van subiendo hacia arriba, agregó.

Ante la consulta de otros fondos que recibió el IPS, el gerente mencionó que lo que se recibió en setiembre fue a cuenta de deuda del Estado, unos US$ 50 millones, pero que no corresponden para el pago de compensaciones o beneficios por desempleo. Son fondos para salud, con lo que se logró paliar un poco el déficit en cuanto a pago a proveedores y otros gastos, precisó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar