El sector gastronómico es uno de los más afectados por la pandemia del COVID-19 y ante las nuevas restricciones es uno de los pocos que tienen permitido abrir hasta la medianoche, siempre respetando todas las medidas sanitarias. Pero ante la restricción de circulación para la ciudadanía hasta las 20:00 no reciben la cantidad esperada de clientes.

Esto hace que en la primera semana de restricciones los bares y restaurantes experimenten una importante disminución de clientes, por lo que el sector se replantea si les conviene seguir operando teniendo en cuenta que algunos locales solo llegaron a operar en un 10 a 20%.

“Hay un miedo generalizado, la gente no quiere salir así. Las personas temen que los policías igual no respeten las excepciones y les pidan coimas”, expresó en contacto con Universo 970 Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay.

Apuntó que el miedo generalizado hace que los comensales opten por no salir de sus casas desde las 20:00 y que no les conviene seguir abriendo ante esta situación. “Es la tercera semana que los números no son positivos, los costos y gastos son mucho más que los ingresos”, ratificó.

Lee también: El BCP resolvió mantener la tasa de interés de política monetaria en 0,75% anual

Resaltó que las cuentas de cada local siguen corriendo y que no tienen ningún descuento o beneficio que los ayude a soportar estos gastos. Agregó que estas medidas tal vez funcionaron para otros países, pero que a nivel país está afectando seriamente a varios sectores.

Concluyó que las autoridades están dando de todo, pero para endeudarlos cada día más y solo les ofrecen ese tipo de ayuda. “Tenemos muy buena relación con el Gobierno, que hasta ahora nos ha dado mucho, pero muchos créditos para endeudarnos aún más y nada de subsidios”, sentenció.

Te puede interesar: Cuarentena: gastronómicos pide que el Gobierno controle la informalidad

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar