El especialista en Empleo y director de la Dirección de Empleo de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Enrique López Arce, tras el anuncio del nuevo decreto presidencial que restringe el horario de circulación, realizó un rápido análisis para medir el impacto en la fuerza laboral, encontrando que podría afectar a casi 250.000 personas.

Menciona que la fuerza de trabajo del país es de 3.720.942 personas, de las cuales la población ocupada es de 3.454.040 y que mínimamente el 10% de esa cifra corresponde al sector nocturno.

La nueva restricción horaria afecta no solo a los bares y restaurantes, negocios como shoppings y supermercados también se ven en desventaja. Foto: Archivo.

Está relacionado: Medidas restrictivas: bares y restaurantes pedirán suspensiones para sus trabajadores

Golpe laboral

“Con este nuevo decreto, más de 240.000 empleos pueden verse afectados. Hay que entender que las ciudades decretadas con la restricción horaria son las más importantes, por lo que el golpe laboral puede llegar a ser muy fuerte”, expresó.

López Arce señala que el sector terciario, en especial de comercios que engloban restaurantes y hoteles, es de 900.000 personas como segmento mayoritario. Pero específicamente los restaurantes, bares, shoppings y eventos son cerca de 180.000 personas.

De este dato se desprende nuevamente que el golpe trasciende a otros sectores esenciales, como el de transporte y todo el movimiento que conlleva el trasladarse, que también afecta a gasolineras, inclusive supermercados y otros negocios más.

“Duele Paraguay realmente. A raíz de esto se pueden volver a los empleos faltantes, porque muchos de los negocios es muy probable que cancelen contratos o mínimamente suspendan a los trabajadores, pues para qué abrirán si no se puede circular”, sentenció.

Puso en contexto además que el sector terciario llegó a tener un incremento del 111.000 personas ocupadas entre el tercer y cuarto trimestre, y teniendo en cuenta la nueva restricción, aproximadamente el 30% del sector formal volvería a suspensiones laborales.

Más sobre el tema: Gastrónomo acusa al Gobierno de ineficiente en la gestión de la pandemia

Posibles condiciones

Es así que se espera que mínimamente se den unas 30.000 nuevas suspensiones temporales de contratos laborales, a lo que hay que sumar que otros 50.000 empleos tendrían menos ingresos y poco más de 160.000 pararían.

Recordó igualmente que los mismos sectores ahora afectados ya fueron y siguen siendo los más golpeados desde el inicio de la pandemia hace exactamente un año, y que el empleo nocturno ya acarrea el 25% de los empleos perdidos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar