El equipo de Universo 970 y GEN conversó esta mañana con el viceministro de Comercio y Servicios, del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), Pedro Mancuello, sobre la situación del precio del crudo y sus derivados a nivel internacional, que atraviesa una tendencia alcista como resultado de un repunte económico global, y cómo esto afecta al mercado local.

Señaló que, además, existen dos factores externos; la ola polar que sufre Estados Unidos y que deja a refinerías y cadenas de distribución paradas; que tienden a seguir aumentando los precios. A nivel regional, Paraguay está con los precios más bajos, que también implica un riesgo de abastecer a ciudades fronterizas vecinas, ya que se ingresa a llenar los tanques.

Lea también: Rediex acordó acciones con socios comerciales de España, Japón, Taiwán y Costa Rica para atraer inversiones

Las distribuidoras están absorbiendo el actual aumento de costos. Foto: Nadia Monges.

Mercado sensible

“Esta tendencia de precios más baratos de la región, aparentemente más rentable, no significa que sea sostenible. El mercado está muy sensible, saliendo de una situación sumamente complicada, y las distribuidoras están absorbiendo el actual aumento de costos, al igual que Petropar, solo que la estatal cuenta con buen stock que adquirió a precios muy convenientes”, expresó Mancuello.

Explicó que esto, a la vez, es engañoso, ya que llegará un momento en el que Petropar también tendrá que aumentar sus precios, si el crudo sigue subiendo y si no promedia su precio regularmente, lo tendrá que hacer más delante de forma brusca, alertó.

Puede interesarle: Expo Regional Canindeyú se prevé para abril, con “autoshows” por la pandemia

Sana competencia

Es por ello que, en las recientes reuniones mantenidas con el sector privado, solicitaron a los emblemas a que mantengan un precio, ya que tiene que ser el resultado de una sana competencia, entendiendo y dejando, en contexto, que tampoco querrán vender a un valor de venta que no les deje ganancias.

Esto, más allá de que las empresas privadas son libres de ir ajustando sus precios, pero a la vez existe una ley de la competencia, que refiere tres aspectos: no pueden hablar de precios, no pueden ponerse de acuerdo para subir o bajar en un monto determinado, y tampoco se pueden enviar señales de que subirán o bajarán los precios, acotó el viceministro.

Es así que la prioridad del gobierno es que los precios del mercado reflejen la realidad, de modo a no atravesar un desabastecimiento. En el caso del diésel, Petropar representa solo el 8%, y el sector privado más del 90%, por lo que esperan que se pueda dar una sana competencia entre los emblemas y la estatal.

Nada de subsidios

“También fuimos muy claros en que el Estado ya no está en condiciones de seguir soportando ningún tipo de subsidio, tras la serie de ayudas que se dieron en el marco de la pandemia, por lo que es imposible pensar en un subsidio más”, aseveró Mancuello.

Recordó, además, que existen unos 21 emblemas o empresas distribuidoras de combustibles con más de 2.500 estaciones de servicios en todo el país, que se encargan de realizar las mezclas, por lo que se espera que persista un abastecimiento continuo permanente, y que no se corte la cadena de distribución.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar