Al menos tres productos no tradicionales conquistaron tres nuevos mercados durante el mes de enero de este año, logrando así los exportadores locales importantes nichos para una mayor diversificación e internacionalización de los productos.

Específicamente se trata de la semilla de chía, grasa o sebo bovina y durmientes de madera, estas últimas utilizadas en la construcción de vías férreas, que ingresaron a los mercados de Marruecos, Arabia Saudita e Israel, según información de la Dirección de Inteligencia Comercial de la Red de Inversiones y Exportaciones (Rediex), del Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

Lea también: Conectividad aérea arrastra un bajón a causa de la pandemia

Con el envío de sebo bovino a Arabia Saudita, Paraguay complementa así sus exportaciones de la carne bovina a dicho mercado. Foto: Archivo.

Primeros envíos

Si bien las divisas ingresadas al país por los tres productos no son montos millonarios, en su conjunto exportaron por valor de US$ 264.968 en un primer embarque, que se espera siga aumentando conforme los pedidos también se incrementen.

En el caso de la semilla de chía, que accedió por primera vez a Marruecos, el valor inicial fue de US$ 80.284, con lo que se amplía la cantidad de 59 países actualmente atendidos con dicho superalimento.

El país africano tiene una población de 34 millones de habitantes, y su demanda anual de importaciones agroalimentarias se estima en US$ 4.750 millones, por lo que hay mucha expectativa para proveer de más alimentos paraguayos a los marroquíes.

Puede interesarle: MIC busca generar sinergia entre recolectores de materia prima ferrosa y la industria de varillas

En cuanto a la grasa bovina, que fue destinada a Arabia Saudita por valor de US$ 121.343, se destaca la diversificación de mercados en este rubro que en el 2020 se había vendido un 80% al vecino comprador, Brasil.

De esta forma, el sebo bovino colocado en el Medio Oriente, puede ser utilizado tanto en la industria química como para la cocina, complementando así Paraguay sus exportaciones de la carne bovina a dicho mercado, que se había reanudado en el 2020 luego de una interrupción de ocho años.

Productos madereros

En tanto que los durmientes de madera para vías férreas, tuvieron un primer envío a Israel, por valor de US$ 63.341, producto que desde 2018 se vendía únicamente a Uruguay, y que por la pandemia registró un bajo nivel de actividad en el 2020.

Hay que mencionar que Paraguay exporta a Israel importantes cantidades de carne bovina, pero son pocos los antecedentes de exportaciones de productos madereros a este país, que importó durmientes de madera por US$ 1,7 millones hasta el 2019, por lo que se constituye en potencial mercado para el rubro maderero.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar