Los principales representantes del Ministerio de Industria y Comercio, la Secretaría Técnica de Planificación así como la Secretaría Nacional Anticorrupción, mantuvieron una reunión para conversar acerca de un proyecto que permitirá impulsar un mecanismo de certificación de empresas privadas que contratan con el Estado paraguayo en buenas prácticas de ética, integridad y transparencia corporativa.

“Nos hemos reunido con el señor ministro de Industria y Comercio, el ingeniero (Luis Alberto) Castiglioni, para informarle que la Cooperación Alemana al Desarrollo (GIZ) ha aprobado un proyecto de cooperación técnica no reembolsable, que ha sido presentado en forma conjunta por la Secretaría Nacional Anticorrupción, el Ministerio de Industria y Comercio y la Secretaría Técnica de Planificación”, expresó el ministro René Fernández.

Agregó que este proyecto es para llevar adelante un mecanismo de certificación de empresas privadas que contratan con el Estado paraguayo, a fin de lograr buenas prácticas de ética, integridad y transparencia corporativa. Aseguró que esto contribuirá a mejorar las relaciones público privadas.

La reunión se realizó en las oficinas del Ministerio de Industria y Comercio con la presencia de las principales autoridades. Foto: Gentileza.

Puede interesarle: Conectividad aérea arrastra un bajón a causa de la pandemia

Indicó que este mecanismo se encuentra implementado en la República Federativa del Brasil, que es también cooperante.

Aclaró que este programa en cuestión tendrá una duración de aproximadamente tres años y que incluirá la implementación de talleres de difusión sobre certificación del cumplimiento por parte de las empresas privadas.

Además, el ministro Fernández sostuvo que las empresas involucradas deberán considerar los “criterios de transparencia e integridad en sus prácticas comerciales en general y particularmente, en la contratación pública”.

“Lo que se busca con este mecanismo es que los fondos, que son destinados por el Estado paraguayo para la adquisición de bienes y servicios, sean eficientemente utilizados y las relaciones del sector público y el sector privado se basen en principios éticos, en principios legales y se combata, de esa manera, a través de la transparencia y la integridad, las prácticas corruptas que hacen mucho daño no solamente al sector público, sino también al sector privado, porque afectan a la libre concurrencia y a la igualdad oportunidades de contratación”, agregó.

Lea también: Seprelad remitió 145 informes de inteligencia estratégica en 2020

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar