El ají picante es uno de los rubros que experimentaron un crecimiento importante en la producción en medio de la pandemia del COVID-19, pero tropieza con la falta de mercado para la comercialización. Actualmente, productores de varias zonas del departamento Central se encuentran con este inconveniente sumado al bajo precio por la sobreoferta.

El presidente del Comité de Productores 12 Junio, de Ypané, Alberto Enciso, indicó que muchos agricultores se lanzaron a la producción, ya que se trata de un rubro alternativo de renta, pero “no hay venta”. Resaltó que la poca comercialización la realizan a través de ferias o a pequeñas empresas que procesan el producto, pero no lo hacen a gran escala.

Leé también: Exceso de lluvias afecta cosecha de soja y preocupa a sesameros

“No tenemos dónde vender; si vendemos, logramos hacer entre 10 y 20 kilos al mes, pero nos compran a 5.000 guaraníes el kilo, mientras que antes se pagaba hasta 25.000 guaraníes el kilo”, expresó Enciso. Mencionó que la mejor cotización se da en el invierno y agregó que tiene unos 200 kilos de ají para arrancar, pero no lo hace ante sobreoferta que existe.

Por su parte, la ingeniera Gladys Pineda, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), dijo que la zona de producción en Ypané se centra en la Compañía Rosado Guasu y Potrerito con unas 15.000 plantas y la superficie de cultivo llega a una hectárea.

Pineda manifestó que la cantidad cosechada llegó a una tonelada en el 2020 y la tendencia para este año es aumentar, ya que muchos productores de tomate dejan de lado este rubro por el elevado costo y apuestan a la producción de ají picante. Agregó que se trata de un producto que tiene buena demanda en los frigoríficos y lamentó que son los intermediarios los que generalmente adquieren el producto y comercializan nuevamente a empresas del sector cárnico.

Contrabando

En otro momento, Enciso sostuvo que uno de los principales problemas de los productores de la zona es el contrabando y pidió a las autoridades del Gobierno Nacional acabar con el flagelo. Mencionó que los miembros del comité cultivan batata, mandioca, poroto, calabaza, tomate, caña dulce, entre otras hortalizas, pero ante el contrabando muchos se sienten desanimados.

Te puede interesar: Enex y su tienda Upa! llegaron a San Bernardino

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar