El presidente de la Industria Nacional del Cemento (INC), Ernesto Benítez, manifestó que más allá de que ya no exista un déficit en el abastecimiento del cemento, siguen los precios inflados injustificadamente por parte de los comercializadores.

Lo dijo en contacto con la 650 AM, asegurando que la INC no se guarda absolutamente nada y que todo lo que se produce sale para su distribución, al ser una mercadería ya colocada.

“Podemos decir que lo bueno es que ya no hay un déficit del producto en el mercado como el año pasado. Pero lo que afectó a la industria local no fue ni siquiera la pandemia, lo que más la golpeó fue la bajante del río con lo que se dieron inconvenientes para el traslado y así se originó la suba”, expresó.

Lea también: Transporte fluvial de carga registró pérdidas de US$ 100 millones durante el 2020

La INC es un jugador más en el mercado, pues no tiene la autorización real para controlar los precios. Foto: Archivo.

Esto, ya que la principal vía de transporte de carga es la fluvial, la cual no se puede comparar con la terrestre, que si bien se implementó igualmente, no es suficiente al no poder compensar el mismo volumen de carga en los camiones frente a los convoyes.

Y respecto a los precios altos del cemento, se puede recordar que a finales de diciembre, la INC junto con el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) habían establecido unos precios de venta “referenciales” del cemento para las distribuidoras, tras una serie de reclamos por parte del consumidor final por los elevados aumentos.

El jugador más grande

Benítez aclaró en ese sentido que la INC es un jugador más en el mercado, pues no tiene la autorización real para controlar los precios, solo que en la práctica es el jugador más grande, por lo que sí puede ser regulador del mercado.

“La tendencia es que la INC tenga la mayor proporción de la torta, pero siempre está supeditada a la producción. Lastimosamente seguimos con los precios inflados injustificadamente por parte de los que lo comercializan”, explicó.

Puede interesarle: Exportaciones de carne de pollo cayeron 20% en el 2020, pese a mayor volumen

Recordó a la vez que la última vez que subió el precio del cemento fue en el 2011, cuando estaba en torno al mismo precio que al reajuste que realizaron recientemente, y que desde entonces al 2017, los precios bajaron para volver a un aumento nuevamente ahora.

En cuanto a la variedad más solicitada o utilizada, dijo que es el cemento puzolánico, que en precio de fábrica está costando G. 43.000 por cada bolsa, mientras que para el consumidor final debería llegar a un precio de G. 48.000, estimó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar