El titular de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), ingeniero Héctor Cristaldo, celebra la buena cotización internacional de la soja, pero pide prudencia a los productores en medio de la delicada situación sanitaria para el país. Abogó por la consolidación de los precios, a modo de reactivar la economía.

En diálogo con el canal GEN, Cristaldo destacó que tras seis años hubo un repunte con 500 dólares por tonelada, equivalente a un incremento del 43% en comparación a lo que se pagaba en este mismo mes del año pasado.

Te puede interesar: Invertirán US$ 155 millones en línea de transmisión 500 kV Yguazú-Valenzuela

“Cuando todo es a favor, hay que ser prudentes y hay que aprender de las lecciones del pasado. Tuvimos seis años con precios deprimidos, por debajo de los 300 dólares. En el 2020 el precio de exportación fue de 323 dólares. Entonces, ya sabemos lo que es cuando los ciclos entran en su fase complicada”, sostuvo.

Reconoció que si bien hay una luz al final del túnel, pero mientras la soja no está en el silo en primer lugar, y los precios sean buenos, se deben concretar las operaciones con cautela. “Cobremos y después empecemos a ver hacia dónde vamos. Pero siempre con prudencia, porque son ciclos, esto no es eterno. No sabemos si no es una coyuntura y el año que viene estamos en otro escenario”, significó.

Defendió el deseo de una consolidación de precios en el mercado, al menos por dos a tres años. “Le va a hacer muy bien a la producción y a la economía paraguaya que los productos que nosotros vendemos al mundo estén mejor cotizados que los últimos seis años”, acotó.

Estimación de cosecha 2021

Cristaldo no se aventuró en dar una estimación de lo que será la presente cosecha, al mencionar que no se tienen aún las cifras. “Es difícil consolidar, puedo dar una perspectiva. Todo lo sembrado en setiembre, que normalmente era más de un millón de hectáreas, este año no llegó a esos niveles. Y no tenemos todavía números de lo que fue afectado por el déficit de lluvias en setiembre”, dijo.

Aseguró que en el campo no llovió ni 10 milímetros durante todo el mes de setiembre y la siembra empezó recién el 14 de octubre. “Hay un desfasaje, pero con las lluvias que vinieron en noviembre y muy sólidamente en diciembre y ahora en enero estamos con buenas lluvias, ojalá continúe, con dos o tres lluvias, podemos tener muy buenos rendimientos”, pronosticó.

Afirmó que la sequía golpeó más a la zona norte del país, en tanto en el sur se atenuó mejor el impacto de la falta de lluvias, por lo que los cultivos experimentan un buen desarrollo. “Yo creo que arriba de nueve millones de toneladas vamos a tener. No va a caer de eso”, anunció el titular de la UGP al adelantar datos parciales de las superficies sembrabas.

Leé también: Directora del Hospital de Itauguá: “Necesitamos que ayuden”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar