El programa de subsidios denominado Pytyvõ 2.0 inicia, desde la tarde de este miércoles, la transferencia que corresponde al tercer pago para los trabajadores informales ya inscriptos dentro del mismo, comunicó el propio presidente de la República, Mario Abdo Benítez, en sus redes sociales.

La ayuda del Estado consiste en pagos de G. 500.000 para cada beneficiario que ingresó en el listado final y llegaría a unas 700.000 personas afectadas por las medidas sanitarias a causa de la pandemia del COVID-19.

Sobre el tema, la viceministra de Economía, Carmen Marín, explicó que más de 200.000 transferencias serán realizadas en el trascurso de esta tarde y mañana en horas de la mañana.

“De esta manera iniciamos los pagos a los trabajadores informales de manera a poder ayudar para estas fechas especiales. Cabe destacar que no solamente a las zonas fronterizas llegará esta primera parte del desembolso, sino que para todo el país”, manifestó la viceministra.

Te puede interesar: Empresas y establecimientos podrán abonar aranceles del INAN vía online

Carmen Marín, viceministra de Economía. Foto: Gentileza.

Resimple

Días atrás, el viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), Óscar Orué, explicó que dentro de la Ley N°. 6587, que establece la creación de este programa de ayuda estatal, establece en su Art. N°. 4 que los beneficiarios trabajadores por cuenta propia, deben cumplir con el requisito (inscribirse en el Resimple) cuya finalidad es la de formalizar a los trabajadores.

En ese sentido, la SET inscribió de oficio, dentro del régimen tributario Resimple a aproximadamente 580.000 cuenta propistas. El hecho tiene como finalidad aumentar la cantidad de trabajadores formales.

La Cámara de Diputados sancionó, hace casi tres semanas, el proyecto de ley que establece las medidas en el marco de la Recuperación Económica. Dentro del mismo se incluye un monto de US$ 50 millones que será utilizado para el tercer pago del programa de subsidios.

La ayuda estatal se enfoca principalmente en aquellos sectores cuyos ingresos aún se siguen viendo afectados como consecuencia de la pandemia, como por ejemplo las industrias manufactureras, el comercio, la hotelería, restaurantes, servicios, turismo y evento, a los trabajadores del sector informal, trabajadores dependientes de las Mipymes, cotizantes del IPS que hayan sido despedidos durante la declaración de la Emergencia Sanitaria y todos aquellos que cumplan requisitos establecidos en la Ley N°. 6587/2020.

Lee también: El PIB trimestral registró una variación interanual de -1,2% en el tercer trimestre

Dejanos tu comentario

16H

Si tuvieras que calificar la gestión de Mario Abdo durante esta pandemia, ¿qué nota le pondrías?

Click para votar