El titular del Banco Central de Paraguay (BCP), José Cantero, en contacto con el equipo de Universo 970 AM y GEN, conversó sobre la proyección de crecimiento económico del país, que sorprendió con una corrección al alza de solo -1%, en comparación con las proyecciones iniciales de -3,5%

Mencionó que la nueva actualización se dio gracias a tres grandes turbinas bien claras que ayudaron a revertir el crecimiento, como el sector agrícola y el ganadero, complementados con el sector de construcciones, seguido del manufacturero asociado también a las construcciones y al sector agrícola ganadero.

El sector ganadero no paró durante la pandemia, y eso ayudó a sostener al país. Foto: Archivo.

Lea también: Varios sectores esperan la aprobación de las medidas urgentes para evitar una catástrofe

“Podemos decir que la caída será mucho menor a lo esperado gracias a la apertura de la economía y las medidas contracíclicas hicieron que los sectores con caída muy fuerte pudieran aminorar el impacto. Por fortuna, no fue un año con doble choque, pandemia y sequía, ya que ese escenario iba a ser mucho más complicado”, expresó.

Argumentó que el BCP actuó de forma rápida con una política fiscal contracíclica, con medidas coordinadas y abruptas que sirvieron para paliar los impactos negativos, al igual que las buenas tareas en el ámbito sanitario.

Fases económicas

Contextualizó al 2020 como un año que se caracterizó por estar marcado en tres fases, dos al inicio del año, de forma muy violenta sin tener previsto, ya que la economía local venía creciendo prácticamente durante ocho meses sin interrupción y de forma sincronizada.

Todos los sectores ya habían dejado atrás el gran choque de la sequía que fue desde julio del 2019, y durante este año también enero y febrero con un crecimiento promedio de 5,5% aproximadamente, salvo las binacionales de energía y agua.

La pandemia llegó en marzo, para redundar en un gran bajón en abril, que fue la caída más grande en los últimos 30 años, pasando de un escenario de certidumbre, a uno muy rápido de incertidumbre y distinto, con aumento de riesgos, acompañado de incertezas y expectativas negativas.

“El escenario en ese entonces era muy difícil de predecir, si uno mira los pronósticos en todos los países, pero lo bueno fue que nuestra economía se cerró y eso paralizó también la oferta y tuvo efecto en la demanda, aunque no fue un encierro total, ya que el sector primario siguió creciendo”, expresó.

Puede interesarle: Paraguay es destino seguro entre 150 países y está apto para recibir turistas

Señaló además que en la medida que se iba absorbiendo información, veían que la caída iba a ser de 3,5% en julio, enfrentando incluso a organismos internacionales que hablaban de 5, pero a partir de mediados de año se pudo revertir la situación, gracias también a que el sector agrícola y ganadero que no se habían cerrado pudo seguir creciendo, al igual que construcciones y las inversiones públicas, acompañado con la apertura de la economía del sector privado, que ayudó a revertir las proyecciones de -3,5 a -1,5% en octubre.

Fue así que el sector servicios, telecomunicaciones, transporte, industrial y otros pudieron salir de ese gran bajón, para poder llegar así en las proyecciones desde octubre hasta diciembre una reactivación con apertura de la economía.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar